Cataluña

El Gobierno ofrece a ERC tapar grabaciones de Torra y Puigdemont con espías rusos

El CNI ha entregado audios interceptados con Pegasus que incluyen conversaciones que comprometen a los dos ex presidentes

La ministra Portavoz Isabel Rodríguez y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.
photo_camera La ministra Portavoz Isabel Rodríguez y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

 

 

La directora del CNI, Paz Esteban, comparece este jueves a puerta cerrada en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso por los casos de espionaje a dirigentes políticos. El Gobierno ha ofrecido a ERC ocultar grabaciones comprometedoras de Quim Torra y Carles Puigdemont interceptadas por Pegasus para cerrar la crisis con su socio catalán. 

Esteban tendrá que aclarar los datos que pueda tener acerca del espionaje a más de 60 políticos independentistas catalanes y vascos, y tras conocerse que el móvil del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también se espió con el sistema Pegasus en dos ocasiones, el 19 y el 31 de mayo de 2021, mientras que el de la ministra de Defensa, Margarita Robles, resultó infectado en junio del año pasado.

La comparecencia de la jefa de los espías españoles no podrá se desvelada por los diputados presentes en esta Comisión deControl de los Créditos destinados a Gastos Reservados, que sí pueden examinar por sí mismos la documentación en presencia de la autoridad que la facilite, y pueden tomar notas, pero no obtener copias ni reproducciones.

El aviso de Margarita Robles

No se pasa por alto que la ministra de Defensa elevó hace una semana en el Congreso a asuntos de seguridad del Estado los hallazgos obtenidos por dos magistrados a la cabeza de varios procedimientos ordinarios que llevaban vinculando al independentismo con la mayor parte de esas actividades desde hacía cuatro años, en la Audiencia Nacional y en el juzgado número 1 de Barcelona.

Dio a entender que el CNI estaba trabajando en ello desde hace tiempo y que estaba al tanto de las relaciones de los independentistas con los rusos, y de sus maniobras para volver a las andadas con la independencia.

Pero Robles añadió algo más al mostrarse ansiosa por la convocatoria de la comisión de secretos oficiales, en la que comparecerá este jueves la directora del CNI, Paz Esteban. “Muchos de los que hora dan lecciones, tendrán que callarse cuando se vean las actuaciones que han tenido”, advirtió. Y aludió a que se iban a llevar “una sorpresa”.

Grabaciones de Torra y Puigdemont

Esta afirmación de la ministra de Defensa tiene una explicación. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes implicadas en la seguridad del Estado, el CNI ha entregado al Gobierno grabaciones que comprometen a los dos últimos ex presidentes de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra y Carles Puigdemont.

Entre el material interceptado con Pegasus que se cita en ámbitos de Inteligencia se mencionan las reuniones de Torra con varios miembros de los Comité de Defensa para la República (CDR) en un coche mientras dan vueltas para impedir que los detectasen.

También se habla de la imagen de Puigdemont reunido en un hotel suizo con Sergei Dimitrenko, un presunto espía ruso que engrasaba las relaciones de sus hombres con relevantes personalidades de la confianza de Vladimir Putin; y las conversaciones entre Puigdemont y Torra sobre Arnaldo Otegi para ir juntos a la Henry Dunant con el fin de que esta institución mediara en una negociación con el Estado.

Otro de los materiales comprometidos sería el encuentro de la hermana de Puigdemont con un grupo cuyos miembros serían después detenidos como presuntos terroristas y que aspiraban a que ella actuase de enlace con su hermano.

ERC insiste en pedir la cabeza de Robles

Moncloa se ha volcado en los últimos días para recuperar cuanto antes a ERC, y sabe que para eso necesita dar una explicación “convincente” del escándalo Pegasus.

El problema político es que es poco probable que a ERC y otros grupos les baste esa explicación. Los republicanos quieren cabezas políticas, en especial la de la ministra Robles. Y Sánchez, señalan en su entorno, no podría en ningún caso entregar a una ministra de Defensa, después de que lo hayan pedido públicamente los independentistas.

Moncloa ofrece a ECR ocultar audios

En cambio, según ha podido saber ECD por fuentes del Ejecutivo, Moncloa ofrece a ERC ocultar estas grabaciones que maneja elCNI de Quim Torra y Carles Puigdemont con espías rusos, radicales de los CDR, Arnaldo Otegi… para zanjar la crisis por el caso Pegasus.

Pedro Sánchez y su núcleo duro, dirigido por Félix Bolaños, están convencidos de que Esquerra no quiere romper.

Pero los republicanos no descartan nada, ni en público ni en privado. “Si no hay un cambio de actitud respecto al supuesto espionaje político, en forma de dimisiones, será difícil alargar la legislatura más tiempo”, ha advertido en las últimas horas Gabriel Rufián, portavoz de ERC.

Espionaje con autorización judicial

La jefa de los servicios secretos, Paz Esteban dará cuenta este jueves de la investigación interna del CNI sobre el presunto espionaje a líderes catalanes, y fuentes del Gobierno insisten en que la idea es que sea “muy convincente”.

Para ello no bastará con palabras. Tendrá que llevar papeles. El Ejecutivo ya ha dicho incluso que está dispuesto a desclasificar los que sean necesarios.

Y entre ellos estarán, presumiblemente, unos muy relevantes: las autorizaciones judiciales del Supremo que avalarían el espionaje a algunos líderes independentistas.

Fuentes gubernamentales aseguran a ECD que Esteban acudirá al Congreso con las autorizaciones judiciales de sus intervenciones telefónicas, todas individualizadas, debidamente motivadas y firmadas por el magistrado del Tribunal Supremo encargado de controlar las actividades del centro.

Hasta el Gobierno ha sido espiado

Sin embargo, la cabeza política de la jefa de la Casa, con rango de secretaría de Estado, no peligra por haber realizado escuchas (aunque su cese pueda satisfacer o no la exigencia de responsabilidades políticas de ERC), sino por no haberlas evitado.

Es decir, no por el caso denunciado por ‘Citizen Lab’, sino por el de la intrusión con Pegasus en los móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El reconocimiento de que el móvil de Sánchez fue atacado en mayo y junio de 2021 con el programa israelí, y el de Robles en esta última fecha -y que los piratas informáticos les robaron más de 2,6 gigas de datos-, supone una brecha de seguridad de proporciones colosales. Sobre todo, porque pasó casi un año sin que nadie se percatara de lo ocurrido.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable