Cataluña

Funcionarios de prisiones de Cataluña denuncian que les han repartido mascarillas caducadas

El sindicato APFP advierte también de la necesidad de cubrir 200 interinos para garantizar la seguridad en las cárceles

Centre Penitenciari Brians 2
photo_cameraCentre Penitenciari Brians 2

La Generalitat de Cataluña ha hecho público un comunicado para todos los trabajadores penitenciarios. En este informe les han afirmado que tienen que ir a trabajar a partir de ahora con mascarillas caducadas.

En el documento que se ha entregado a los trabajadores penitenciarios se les informa que las mascarillas están caducadas, pero que pueden servir para ser utilizadas en el puesto de trabajo

Sin embargo, se advierte a los funcionarios que en caso de que se deba de intervenir por un acto regimental, o entrar en el interior de una celda, deberán los funcionarios quitarse la mascarilla caducada y ponerse una que no esté caducada.

Hasta ahora a los trabajadores penitenciarios se les había entregado unas mascarillas quirúrgicas a las que la Generalitat de Cataluña les daba un uso de 15 días.  Aunque según todos los responsables sanitarios y normas, estas mascarillas no pueden pasar de 8 horas de uso, advirtiendo a los funcionarios que deben guardar estas mascarillas para volver a ser utilizadas.

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones

La plataforma denuncia que la Generalitat está realizando la adquisición de 230 teléfonos móviles para que los internos puedan realizar Videollamadas desde el interior de los centros penitenciarios, mientras que a sus funcionarios no se les dota de EPIs necesarias y que establece la normativa laboral.

También, denuncia que se oculten los datos que maneja la Generalitat de Cataluña sobre el número de funcionarios afectados.

O sobre los funcionarios en aislamiento domiciliario del conjunto de los centros penitenciarios, ni los datos de internos en aislamiento sanitario.

Pero APFP ha contrastado que más de 15 funcionarios que han dado positivos, y que aumentaran con el paso de las semanas, dado que están en las prisiones al principio del contagio del COVID-19.

Otro de los problemas que advierten es sobre la falta de personal donde en las prisiones de Cataluña un 25% de los mismos superan los 60 años de edad, a quienes la administración está obligando a trabajar, siendo estos un grupo de  riesgo.

Para cubrir los servicios mínimos en los centros penitenciarios de Cataluña, son necesarios la contratación de un mínimo de 200 funcionarios interinos para cubrir simplemente los servicios con las debidas garantías de seguridad.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable