Cataluña

ERC, tras las generales, consigue expulsar a la Policía Nacional de Vía Laietana con la aprobación de Pedro Sánchez

Será una de las concesiones a los independentistas en la próxima investidura. La supresión de la partida presupuestaria para la comisaría ha sido el primer paso

(Archivo) Huelga en Vía Laietana.
photo_camera (Archivo) Huelga en Vía Laietana.

El acuerdo con ERC que frena la partida presupuestaria para reformar la comisaría de la Policía Nacional de la Vía Laietana de Barcelona se ha interpretado como una “cesión” del Gobierno al “independentismo”. Pero el pacto va más allá y ha dejado la puerta abierta a la expulsión de los agentes en la próxima investidura de Pedro Sánchez.

Por el momento, Sánchez ha conseguido los apoyos necesarios para aprobar los Presupuestos del próximo año. Desborda incluso la mayoría absoluta para superar este jueves la votación del proyecto en el Congreso de los Diputados.

Tras una negociación que se extendió hasta el último minuto, el Gobierno ha amarrado los 13 votos a favor de ERC a cambio de fijar en la Ley Audiovisual una cuota para que el 6% de las películas que se emiten en plataformas como Netflix tengan como lengua el catalán, euskera o gallego. Era la condición irrenunciable que planteaba Esquerra.

Pero la reivindicación del independentismo catalán de expulsar a la Policía Nacional de su Jefatura en la Vía Laietana, en el corazón de Barcelona, también ha cobrado una especial relevancia durante las conversaciones de ERC con el Gobierno para la aprobación de las cuentas públicas.

Sacar a los agentes de las instalaciones y reconvertirlas en un museo contra la tortura ha sido uno de los puntos que se han puesto encima de la mesa, según confirman a ECD fuentes de ambas partes. Pero el Ejecutivo se ha negado, al menos por el momento, a llegar a algún acuerdo para el traspaso de la titularidad de la Jefatura.

Los últimos Presupuestos de la legislatura

Con la aprobación de estos Presupuestos, el líder socialista tiene un colchón de seguridad suficiente para que la legislatura aguante hasta principios de 2024 si así lo desea.

Según las fuentes consultadas por ECD, los interlocutores del Gobierno han dado a entender en las conversaciones con sus socios que estos van a ser los últimos Presupuestos por el vertiginoso ciclo electoral que se prevé para los próximos meses.

Un clima que va a hacer extremadamente complicado que se reedite un acuerdo sobre las cuentas públicas por la lucha partidista.

La próxima investidura de Pedro Sánchez

Sin embargo, fuentes conocedoras de las conversaciones del Ejecutivo con Esquerra confirman a Confidencial Digital que Pedro Sánchez se ha comprometido con los independentistas a abordar la expulsión de la Policía Nacional de Via Laietana tras las generales.

En el diálogo con ERC no se ha llegado ahora a ningún tipo de concierto sobre la expulsión de los agentes del centro de Barcelona. Es un asunto que el Gobierno ha decidido dejar para abordar en la próxima investidura de Sánchez como una de las concesiones. Ahora, la supresión de la partida para la comisaría ha sido el primer paso.

La expulsión de los agentes, no obstante y pese a cualquier decisión municipal, la tendría que tomar el Gobierno, ya que el edificio es propiedad de la Administración General del Estado.

Moncloa descarta que el independentismo pueda tomar una decisión unilateral sobre la Jefatura y recuerda que es el propio Gobierno el que tiene la última palabra ante un hipotético traslado de las dependencias policiales.

El PSC apoyó la expulsión en Barcelona

Hay que recordar que la propuesta de ERC viene de lejos, pero va adquiriendo mayor trascendencia a medida que va pasando el tiempo y calando entre las filas del independentismo catalán.

El primer movimiento que inquietó a los miembros de la Policía Nacional fue la moción aprobada por el Ayuntamiento de Barcelona, con Ada Colau al frente, donde abogaba por sacar a los agentes y convertir el edificio en un centro memorial contra la represión: las instalaciones albergaron en el pasado las dependencias de VI Brigada Regional de Información Social y el separatismo lo ve como un ejemplo de la represión policial. Por eso quieren “resignificar” el espacio.

La votación salió adelante con el apoyo de las fuerzas separatistas del consistorio barcelonés. También con el de los comunes de Ada Colau y del PSC. Los sindicatos policiales no entendieron la postura de los socialistas y preguntaron al Ministerio del Interior y al Gobierno si la posición del PSOE era la misma que la de sus compañeros de Cataluña.

La reivindicación cobró más fuerza el pasado mes de mayo, cuando ERC y Junts per Catalunya firmaron el acuerdo de mínimos para la configuración del nuevo Govern catalán.

Uno de los puntos del pacto hacía referencia a la expulsión de la Policía Nacional de Vía Laietana. Se convertía en uno de los objetivos principales de cara a la actual legislatura, bajo la presidencia de Pere Aragonès.

Una infraestructura clave para Cataluña

Los sindicatos policiales, por su parte, han señalado al Ejecutivo en varias ocasiones que las dependencias de la Vía Laietana son una infraestructura clave con la que articulan su presencia en Barcelona y Cataluña.

También denuncian que en los últimos tiempos han sufrido varios episodios de acoso en las propias dependencias, especialmente en puntos críticos como la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017 o la publicación de la sentencia a los líderes del ‘procès’.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes