Cataluña

El PSC gana las elecciones catalanas: la investidura de Salvador Illa queda en manos de Esquerra

Vox irrumpe en el Parlament como cuarta fuerza política; el PP se hunde hasta la última posición y Ciudadanos pierde 30 escaños

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el candidato socialista a las elecciones catalanas, Salvador Illa, en el cierre de campaña para los comicios del 14 de febrero de 2021
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el candidato socialista a las elecciones catalanas, Salvador Illa, en el cierre de campaña para los comicios del 14 de febrero de 2021

El Partido de los Socialistas de Cataluña gana las elecciones al Parlament por tercera vez en la historia de la democracia. La última vez que lo consiguieron fue con el ex president Pascual Maragall en los comicios de 2003. Son por primera vez la principal fuerza política catalana tanto en escaños -empatados a 33 con Esquerra Republicana- como en votos, 22.9% al 99% del escrutinio.  

La investidura de Salvador Illa queda por tanto en manos de ERC, que tendrá que tomar una decisión trascendental: si conformar un tripartito independentista -junto con Junts Per Catalunya y la CUP, tercera y quinta fuerza políticas- u otro de izquierdas junto con los socialistas y En Comú Podem, en sexta posición. Cualquier opción debe llegar a los 68 escaños para conseguir la mayoría absoluta. Si los diputados fracasan en conformar a una de esas dos coaliciones, los ciudadanos catalanes se verán abocados a una repetición electoral.

Estas elecciones han supuesto además la brusca entrada de Vox en el Parlament. Consiguen ser la cuarta fuerza política en el hemiciclo del Parc de la Ciutadella con 11 escaños (7.6%), con un resultado muy superior a Ciudadanos, con seis escaños, y al PPC, con tres. La formación de Carlos Carrizosa pasa de ser la primera fuerza del Parlament, con 36 escaños, a perder 30 parlamentarios de golpe. El PPC no consigue su objetivo de imponerse a la ultraderecha de Ignacio Garriga y pierde un escaño. El equipo liderado por Alejandro Fernández se convierte así en la última fuerza política del Parlament y no consigue conformar grupo propio.

Àngels Chacón (PDCat) no consigue su objetivo de entrar en la cámara catalana y se queda sin escaños, con lo que la derecha independentista queda únicamente representada por la candidatura de Laura Borràs y Carles Puigdemont. En Comú Podem se mantiene en los ocho escaños de los comicios anteriores. La CUP, quinta fuerza política, dobla sus resultados y pasa de cuatro a nueve representantes parlamentarios.

La jornada se ha desarrollado con tranquilidad, pese a la situación sociosanitaria por la pandemia hacía temer un caos en los colegios electorales. Sin embargo, el 100% de las mesas se constituyeron cerca de las doce del mediodía y no hubo incidentes destacables a lo largo de la jornada. Los datos de participación han supuesto un descalabro en la movilización ciudadana: solo un 53,56% de los catalanes han votado durante esta jornada electoral. Los resultados contrastan con la movilización histórica de las pasadas elecciones generales, que rondó el 80% de la participación.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable