Cataluña

Los comerciantes de Lleida acusan a Torra de sobreactuar con el confinamiento

Critican que cuando se decretó el cierre de la comarca del Segriá no se superaban los 700 contagios por cada 100.000 habitantes

Comercios en Lleida
photo_cameraComercios en Lleida

Desde que se decretó el confinamiento en Lleida el pasado 4 de julio la polémica ha cobrado protagonismo: entre comerciantes, vecinos, Generalitat e incluso la justicia. Tras conocerse que una juez ha paralizado el confinamiento en Lleida y en los otros siete municipios del Segrià, la situación los próximos días es de una clara incertidumbre.

Desde la Asociación de Comerciantes del Eix Comercial de Lleida aseguran que están completamente indignados con las decisiones que está tomando la Generalitat. En primer lugar denuncian que se estableciese el confinamiento el 4 de julio con tan solo 150 contagios, y no con los 700 por cada 100.00 habitantes que es cuando se tiene que poner en marcha el confinamiento.

“De los dos hospitales importantes en Lleida, uno si parece que está al borde del colapso, pero en el otro apenas había aglomeración, atendían continuamente a personas con dolencias físicas, golpes, revisiones…”, asegura el presidente de la Asociación, Llorenç González.

Desde la Asociación de Comerciantes se piensa que al principio no podía haber tantos contagiados y que desde la Generalitat se sobreactuó para aplicar el confinamiento.

Los comercios en la zona de Lleida están abiertos, y de vez en cuando reciben algún pedido. Llorenç González afirma que hay gente por la calle e incluso se paran a comprar, sin embargo, la mayoría se encuentra en sus casas y no se pasa por los comercios.

Además, confirma que los comerciantes de Lleida no pueden abastecerse solo con los vecinos de la zona sino que necesitan de los pueblos que se encuentran a 70 kilómetros.

Adiós a las rebajas

El 18 de mayo comenzaron a abrir los negocios por la zona, con sus respectivas restricciones y medidas de seguridad, pero en ese momento comenzó una carrera contrarreloj para intentar compensar las pérdidas de los meses anteriores.

“El final de mayo fue normal, pero en junio comenzamos a recuperar dinero y justo ahora, con la entrada de las rebajas, hemos tenido que volver a echar el cierre”, aseguran desde la Asociación de Comerciantes.

Los próximos días se presentan con gran incertidumbre en Lleida y en las comarcas del Segrià. No obstante, los autónomos y comerciantes de la zona esperan que la normalidad vuelva lo antes posible a sus vidas para tratar de remontar un año complicado para todos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?