Cataluña

La asociación que vigila si hablan los niños en catalán pide al Parlamento Balear que blinde esta lengua fuera de las aulas

Demandan a los docentes y los monitores de tiempo libre que no hablen en castellano a los niños y a los jóvenes

El Movimiento por la Escuela en Catalán, entidad formada por distintas asociaciones, entre ellas la que vigila si los niños hablan castellano o catalán en los patios de los colegios de Cataluña, ha pedido al Parlamento Balear que blinde esta lengua fuera de las aulas con la nueva ley de educación.

Este colectivo sostiene que las Baleares están viviendo una situación de “emergencia lingüística”. Aseguran que en los últimos quince años el catalán ha ido perdiendo hablantes y el uso social de la lengua cada vez es menor.

Es por eso que han pedido al parlamento que, profesores, familias, entrenadores y monitores que tengan contacto con niños fuera del aula que hablen con ellos siempre en catalán.

Según datos aportados por el Movimiento por la Escuela en Catalán, esta lengua ha pasado de ser la habitual del 45% de la población en 2004, a que sólo el 36,8% la utilicen en 2014.

“Estos datos son la prueba de que si no hacemos nada existe la posibilidad real de perder el catalán como elemento identificador y vertebrador de nuestra sociedad isleña”, señala el colectivo.

La televisión en catalán

El colectivo también ha pedido al Gobierno de Baleares que “fortalezca el espacio comunicativo catalán” con emisiones en los medios públicos de esta lengua “con una programación atractiva especialmente para los niños y jóvenes, que potencie referentes culturales que expresen en lengua catalana”.

Para ello, esta asociación pide a la administración que haga las “gestiones pertinentes” para que en las islas puedan ver canales como TV3, Deportes 3, Á punto, etc.

Especial colaboración de los profesores

Movimiento por la Escuela en Catalán pide a la Consejería de Educación que los docentes apliquen “las estrategias pedagógicas pertinentes para que todo el alumnado sean competente a la hora de hablar en catalán”.

Una propuesta que va más allá de las escuelas, también pide la colaboración de los entrenadores deportivos, de los monitores y de los vigilantes de comedor de los niños.

“Que se dirijan siempre en catalán a la juventud para garantizar que sea también la lengua vehicular de la educación no formal y de los espacios de ocio”, solicitan.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable