Cataluña

Aumentan las agresiones a los funcionarios en las prisiones catalanas

CSIF pone en marcha un plan de acción contra los aumentos de denuncias del 300%

C.P, de Mas d'Enric
photo_cameraC.P, de Mas d'Enric

Los centros penitenciarios de Cataluña estudian poner en marcha una serie de medidas para reducir el aumento de las agresiones a los funcionarios de prisiones. Según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), los ataques han aumentado un 15% en la región durante el primer semestre del año.

Aumentos del 300%

El sindicato se ha mostrado especialmente preocupado, “por su evolución al alza” con tres centros penitenciarios concretos: Mas d’Enric (Tarragona), Puig de les Basses (Gerona) y Ponent (Lérida). En seis meses, estos centros se han colocado en las primeras posiciones de centros donde se han producido agresiones. 

Así, el CP Mas d’Enric ha experimentado un aumento del 450%, al aumentar de 2 a 11 nuevas agresiones leves, CP Puig de les Basses ha aumentado un 133% de las agresiones graves, con siete denuncias, multiplicándose sus tentativas violentas del 200%. CP Ponent es el centro donde más ha aumentado las agresiones: una media de 300% entre graves, leves y tentativas.

En total, según datos de CSIF, las cifras alcanzan los 223 incidentes que se han saldado con 254 funcionarios agredidos, de los cuales 24 han tenido que coger la baja médica. Ninguno de los tres centros ha querido realizar declaraciones a este periódico.

“Medidas urgentes”

CSIF ha declarado que se muestra “orgulloso” con el modelo penitenciario catalán, “pero no tal y como actualmente está diseñado”, ya que, según CSIF, “vuelca sus recursos económicos y humanos en la reinserción y rehabilitación del interno y deja fuera de sus prioridades inmediatas al personal penitenciario”.

El sindicato ha exigido “medidas urgentes” para revertir el aumento de agresiones “que cada año va a más sin que la Administración tome cartas en el asunto”. CSIF cree que parte de la solución también está en los centros. Aunque sostienen que “habría que analizar cada caso”, fuentes de la Central han declarado que en algunos centros “se tiene que hacer autocrítica”.

Entre las medidas está el refuerzo a la autoridad del funcionario de prisiones, sobre todo “hacia los internos con un claro perfil de agresor”. Asimismo, la Central Sindical ha pedido un aumento del número de los funcionarios, un problema que “viene de lejos”.

Según CSIF, “no se puede trabajar con una ratio de un funcionario para 40 internos”. Además, al aumento de personal debe estar acompañado de una mejor formación para “afrontar las nuevas realidades que nos encontramos en nuestras prisiones”, muchas de ellas, “ancladas tecnológicamente en el siglo XX”.

Ante esta situación, CSIF no es optimista. Según fuentes de la central sindical, el mes que viene publicará nuevos datos sobre esta situación, “y serán mayores”, han declarado a este digital. “Nosotros no podemos terminar con las agresiones en prisión”.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes