Cataluña

Será una de las 50 medidas contra el independentismo

Societat Civil Catalana redacta una ley para reconocer las lenguas cooficiales en toda España

Propone que catalán, valenciano, gallego y vasco tengan un estatus recogido en una norma nacional. También garantizaría el derecho a usar el castellano en Cataluña

Celebración del 12 de octubre en Barcelona organizada por Societat Civil Catalana.
photo_camera Celebración del 12 de octubre en Barcelona organizada por Societat Civil Catalana.

Societat Civil Catalana va a presentar próximamente 50 propuestas para tratar de frenar el proceso independentista en Cataluña. Más que reformas políticas, el objetivo de esta asociación es que se pongan en marcha medidas simbólicas y afectivas que restauren y refuercen los lazos sentimentales de los catalanes con el resto de los españoles.

En paralelo a los actos de celebración de la Diada del 11 de septiembre, de la Fiesta Nacional de España el 12 de octubre y del Día de la Constitución el 6 de diciembre, Societat Civil Catalana puso a funcionar varios grupos de trabajo con el objetivo de poder aportar 50 propuestas (más o menos, no es un número completamente cerrado) para dar voz a los catalanes que no se sienten independentistas.

El Confidencial Autonómico ha podido conocer algunas de propuestas que Societat Civil Catalana (SCC) ya está ultimando. El conjunto del medio centenar de medidas para tratar de favorecer que los catalanes sientan España como suya se hará público próximamente, unos días antes de Navidad.

La mayoría de estas propuestas no consistirán tanto en cambios políticos -si acaso, la reforma del Senado para ser cámara de representación territorial y que, por ejemplo, se traslade a Barcelona-, ya que en Societat Civil Catalana hay votantes y dirigentes de un amplio espectro político, desde Unió Democrática de Catalunya (la mitad de CiU con Convergència, la que lidera Duran i Lleida) hasta el Partido Popular y UPyD, pasando por Ciutadans y el PSC.

Por eso, esta asociación antiindependentista no va a entrar a posicionarse, por ejemplo, sobre la propuesta de reforma federal de la Constitución que plantea el PSOE u otros cambios similares. La idea de Societat Civil Catalana es proponer cambios y medidas más en un nivel simbólico: desde sus inicios, uno de sus objetivos principales es restaurar y reforzar los lazos sentimentales y afectivos que unen a los catalanes con el resto de los españoles.

En esa línea más afectiva -similar a la estrategia por la que parece que ha optado Mariano Rajoy tras la consulta independentista del 9 de noviembre- es en la que van a incidir las 50 propuestas de Societat Civil Catalana. La hará, por ejemplo, con una de las principales banderas del nacionalismo y punto de fricción continua entre el Estado y la Generalitat: la lengua.

Que España haga suyas todas sus lenguas

“Defendemos también una España que haga radicalmente suyas todas las lenguas y culturas; una España que haga bandera de su unión en la diversidad”: esta frase está incluida en el manifiesto fundacional de Societat Civil Catalana. Ahora, esta entidad va a concretar esa intención de que “España haga suyas todas las lenguas”.

Fuentes de esta asociación consultadas por ECA que de ese medio centenar de propuestas, la que tienen más desarrollada es la que se refiere precisamente a las lenguas. De hecho, revelan que ya tienen prácticamente redactada una propuesta de Ley de Lenguas nacional que reconocerá la oficialidad de las que ahora mismo sólo son lenguas cooficiales en algunas comunidades autónomas: el catalán, el valenciano, el gallego y el vasco.

Actualmente, la Constitución Española de 1978 sólo menciona expresamente el castellano como lengua oficial, y luego habla de “las demás lenguas españolas”, pero de forma genérica y sin citarlas, y que sólo son cooficiales en algunas comunidades.

Esta idea ya la había apuntado en algunos discursos y entrevistas el presidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramón Bosch. La idea principal es hacer ver a los castellanohablantes que las otras lenguas de España son también suyas y patrimonio cultural de todos los españoles; y conseguir, por ejemplo, que los catalanohablantes vean que el Estado y el conjunto de los ciudadanos españoles reconoce como propia la lengua catalana (y las demás lenguas), que por otro lado dejaría en parte de ser una bandera de los nacionalistas.

Cabe apuntar que esta propuesta de SCC coincide bastante con el documento que Izquierda Unida aprobó en febrero para convertir España en un estado federal: apostaba por reconocer la cooficialidad de catalán, gallego y vasco en todo el país, e incluso garantizar el derecho a estudiar en esas lenguas fuera de los territorios donde son lenguas habituales.

Las 50 propuestas se irán concretando

Más allá de esta propuesta concreta y más desarrollada sobre una ley nacional de lenguas, Societat Civil Catalana presentará perfiladas otro medio centenar de medidas e ideas para hacer frente al separatismo. Las propuestas estarán argumentadas, explicadas y también se apuntará la forma de ponerlas en práctica. “No van a ser simples ocurrencias, van a ser propuestas en serio”, afirman las fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico.

En un primer momento la mayoría serán propuestas abiertas, que en meses posteriores se podrán ir definiendo y concretando aún más cada una de ellas. El objetivo de Societat Civil Catalana es que estas propuestas sean recogidas por los partidos políticos -principalmente, claro está, los favorables a la permanencia de Cataluña en España- y que se puedan ir poniendo en marcha a medio o largo plazo: “Tenemos que empujar a un camino de cambios”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?