Cataluña

José Montilla no cede. La Generalitat de Cataluña no va a devolver a Aragón los bienes religiosos pese a la orden del Vaticano y el visto bueno del obispo de Lérida

Lleida y Huesca pugnan por la propiedad de más de cien obras de arte pertenecientes a la Edad Media. El Ejecutivo de Marcelino Iglesias ha intensificado en las últimas semanas su presión a la Generalitat tras una resolución del Vaticano favorable a los aragoneses. El Gobierno de Aragón ha conseguido el apoyo del obispo de Lérida pero el equipo de José Montilla no está dispuesto a ceder. Los obispados de Barbastro-Monzón (Huesca) y de Lérida han acordado colaborar para tratar de salvar los obstáculos que impiden la devolución de las 112 piezas depositadas en el Museo Diocesano de la capital ilerdense, que reclaman desde hace quince años más de cien parroquias oscenses. El obispo de Barbastro, Alfonso Milián, ha conseguido el respaldo de Ramón Piris, su homólogo en Lleida. Piris ha transmitido al obispo oscense su intención de renunciar a personarse como parte en el procedimiento civil que sigue abierto sobre las piezas en litigio. De esta manera, Aragón cuenta con un aliado más en la reclamación de los bienes que le pertenecen, según una orden vaticana. La resolución del conflicto tiene todavía un obstáculo de peso. La Generalitat de Cataluña, presidida por el socialista, José Montilla, no está por la labor de devolver los bienes a las iglesias aragonesas. La consejera de Cultura catalana, Trini Miró, ha afirmado con "rotundidad" que continuará en trabajando en la dirección de prohibir la devolución de las piezas artísticas. En virtud del acuerdo marco suscrito entre el Gobierno español y el Vaticano, "se podría recurrir al Estado para hacer cumplir el derecho canónico", según han explicado desde la diócesis aragonesa, que en reiteradas ocasiones ha dado la razón al obispado oscense.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?