Cataluña

Otra cadena humana en Cataluña, esta vez contra los recortes. 160.000 empleados públicos preparan su propia ‘Vía catalana’ como protesta por los ajustes de la Generalitat

"La Generalitat se merece una 'cadena humana' de ciudadanos y empleados públicos en defensa de los servicios". Así justifican fuentes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) la puesta en marcha de varias movilizaciones contra las decisiones tomadas por el Gobierno de Artur Mas respecto a los empleados públicos.

De acuerdo con fuentes sindicales, consultadas por El Confidencial Autonómico, los nuevos recortes emprendidos por la Generalitat contra los trabajadores públicos les han llevado a trabajar en un calendario de “movilizaciones conjuntas y contundentes”.

Se calcula que en Cataluña hay más de 159.000 empleados públicos que dependen directamente de la Generalitat. Han sufrido un recorte en sus sueldos del 9% en el último año, un porcentaje mayor que la media del resto de España, un 7,5%.

Los sindicatos denuncian que el catalanismo está siendo “utilizado” por la Generalitat como “una cortina de humo” para ocultar los “duros recortes y la constante erosión a la calidad de los servicios públicos”.

En la sección de Lleida, una de las federaciones que está impulsando la cadena humana contra los recortes, los empleados públicos alertan del “deterioro de los uniformes de funcionarios, personal de fuerzas y cuerpos de seguridad y de emergencias”. “Llevan 5 años sin renovarse”, critican.

Cataluña, campo de pruebas para los recortes

“No hay que olvidar que Cataluña ha sido el laboratorio de ensayo de todos los recortes que posteriormente se han aplicado en el resto de España”, explican desde CSI-F.

La crisis económica, explican los empleados públicos, afecta a los catalanes “en doble medida”. Hacen frente a los recortes del Gobierno central y también a lo que describen como “políticas injustas” de la Generalitat.

Critican que en Enseñanza han subido las ratios de alumnos por profesor y no se cubren las bajas. En Sanidad, asisten a un ‘rosario’ de privatizaciones, rebajas de sueldo, cierre de urgencias y centros de salud, y los empleados públicos de Prisiones se encuentran con falta de personal y un aumento de las agresiones. En Justicia, recuerdan, está convocada una huelga indefinida.

Además del recorte de sueldos, padecieron la retirada de la paga extra en 2012, en 2013 y también la del próximo año. En 2012 se prescindió de 12.000 interinos y se cree que otros 6.000 pueden perder sus puestos. A los que quedan, unos 15.000 profesionales, se les han recortado en un 15% sus horas de trabajo y sus pagas.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?