Cataluña

La caja catalana surgida de la fusión entre Caja Cataluña, Caja Tarragona y Caja Manresa ha empezado ya a operar y tendrá un nombre definitivo dentro de seis meses

Ayer echó a andar la nueva caja de ahorros surgida de la fusión de Caja Cataluña, Caja Tarragona y Caja Manresa, con un nombre comercial temporal que será utilizado hasta que la dirección de la nueva entidad proponga, dentro de seis meses, la marca y el logotipo definitivos de la empresa. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el equipo directivo de Caja Cataluña planteó a los representantes de Caja Manresa y Caja Tarragona que la entidad surgida de la fusión se denominara Caja de Ahorros de Cataluña. La propuesta, realizada hace algunas semanas, fue rechazada: para los presidentes, el nombre podría hacer creer a la opinión pública que la caja presidida por Narcís Serra había absorbido a las otras dos. La falta de acuerdo entre las tres partes antes del 1 de julio provocó que ayer la nueva caja se estrenara con un nombre temporal - Caja de Ahorros de Cataluña, Tarradona y Manresa-, y sin grandes cambios en las sucursales. "El objetivo prioritario ahora es cobrar los 1.200 millones de euros solicitados al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) tras la fusión y preparar a los clientes para el cambio de denominación definitivo, que se producirá en medio año". Estas palabras pertenecen a una voz cercana a la dirección de Caja Cataluña. La misma fuente, consultada por este confidencial, asegura que "los nuevos documentos expedidos a partir del 1 de julio llevan un sello con el nombre provisional de la empresa, para que la gente se vaya familiarizando. Como novedad, todos los directores de oficina han recibido un móvil de empresa para estar al tanto de las últimas novedades del proyecto de fusión. La iniciativa, además, simboliza "la solvencia y cohesión de la nueva caja".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?