Castilla y León

A Pablo Casado se le va de las manos Aznar, al igual que a Sánchez, Felipe Gonzalez

Es su respuesta a dirigentes del PP que se quejan de las críticas del ex presidente a su liderazgo. Avisa de que en la campaña Díaz Ayuso puede eclipsar a Mañueco

José María Aznar
photo_camera José María Aznar

José María Aznar ha desembarcado en la campaña electoral en Castilla y León protagonizando una desautorización a Pablo Casado que ha convulsionado al PP. El ex presidente ha cuestionado el liderazgo del número uno del partido. Ante las críticas al ex presidente, Casado responde que no puede controlar a Aznar, como le ocurre a Pedro Sánchez con Felipe González.

Aznar atribuyó el auge actual de los populismos a que los ciudadanos “no tienen un referente fuerte en el cual confiar”. Y dejó caer que no conoce cuál es el proyecto de su partido. 

Sus palabras de Aznar el sábado por la noche, en Valladolid, todavía se comentan en todas las conversaciones dentro del PP, y han obligado al equipo de Casado a salir en su defensa. 

Han repetido en las últimas horas que “Aznar hace su diagnóstico y el partido siempre escucha. Pero hay un liderazgo claro (el de Casado) y un proyecto indiscutible”.

Casado no puede controlar a Aznar

Dado el revuelo originado en la formación, a todos los niveles, fuentes del entorno de máxima confianza de Pablo Casado aseguran que el líder del PP ha reconocido en privado que “no puede controlar a Aznar”.

 “Aznar siempre va por libre y habla claro, pero ni Casado ni nadie en el PP esperaba esas puñaladas en medio de un mitin”, admiten.

En Génova reconocen que las críticas “han caído como una bomba en plena campaña electoral” en Castilla y León, que de forma inesperada ha girado a una discusión en torno al liderazgo de Casado.

Igual que Sánchez con Felipe González

Según las fuentes consultadas por ECD, en este asunto el líder del PP ha decidido “tirar la toalla”.

Ha respondido a los dirigentes del partido, que le piden que pare los pies a Aznar y sus dudas sobre el liderazgo del partido, que se trata de una situación similar a la que le ocurre a Pedro Sánchez, que tiene que aguantar que el ex presidente Felipe González “también va completamente por libre”.

Recuerda que González también mantiene las distancias con Sánchez, y que cada vez que ha tenido ocasión ha recordado que no le gusta el Gobierno de coalición con Unidas Podemos.

El ex presidente ha reivindicado su derecho a ser crítico en ocasiones, e incluso le pidió al propio Sánchez en el último congreso federal del PSOE, en octubre pasado, delante de los 5.000 asistentes, que respete y fomente las opiniones críticas, algo que a su juicio escasea en el nuevo PSOE.

Felipe González, en línea con algunos barones socialistas como Emiliano García Page y Javier Lambán, también ha criticado sistemáticamente las concesiones de Pedro Sánchez a Esquerra.

Aznar, molesto con el trato a Ayuso

No ha sido la primera vez que Aznar ha lanzado un dardo a la dirección del PP. Tras las elecciones catalanas del año pasado, en el mes de febrero, dijo que el partido estaba en un momento “manifiestamente mejorable”. Aunque después, en la convención nacional de septiembre, dio respaldo a Casado. 

Un dirigente próximo al ex presidente del Gobierno afirma que Aznar “está harto del equipo tan inconsistente que rodea a Casado y no soporta lo que le están haciendo a Ayuso”.

No se pasa por alto en el PP que Aznar no ha escatimado elogios hacia Isabel Díaz Ayuso y, cuando la guerra de la líder madrileña con Génova estuvo en su punto más candente, hace poco más de un mes, salió a recordar que ella era “la política más popular de toda España”. 

No eclipsar a Mañueco (ni a Casado)

Pese a ello, fuentes de Génova admiten a ECD que la dirección nacional ha preferido no hacer uso del gran activo electoral que supone Díaz Ayuso en la derecha, para no darle alas en su conflicto contra Casado. 

La presidenta madrileña solo participará un día en la campaña de Castilla y León, a pesar de que todas las estructuras provinciales del partido han reclamado su presencia. “Pero, si Ayuso fuera a todas las provincias, eclipsaría a Mañueco”, justifican en Génova.

En cambio, tal y cómo se contó en ECD hace unos días, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha sido requerido para participar durante la campaña en todas las provincias, en las nueve circunscripciones… aunque comprenden que no podrá atender todas las solicitudes para participar en actos. “Se lo están rifando”, explican.

Fuentes internas reconocen que el conflicto de Casado con Ayuso sigue siendo el principal factor de desestabilización del partido, pese a la tregua escenificada antes de Navidad entre la presidenta y el secretario general del partido, Teodoro García Egea, y que a veces explota en los momentos menos inesperados. 

“Génova no quiere ahora, en campaña, asumir más riesgos con Isabel. Y de aquí que haya pedido reducir su presencia en la campaña. Y Casado, aunque no lo reconozca, se niega también a que pueda no solo hacer sombra a Mañueco, sino a él mismo”, afirman en varios sectores del PP.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes