Castilla y León

El modelo que empleó Díaz Ayuso contra el Covid ha sido motivo de ruptura entre PP y Ciudadanos en Castilla y León

Igea pedía un cierre total de la región y Casado impuso a Mañueco la crisis de Gobierno porque su plan es aplicar en toda España la estrategia ‘triunfadora’ en Madrid

Mañueco y Casado.
photo_camera Mañueco y Casado.

Pablo Casado precipitó el adelanto electoral en Castilla y León tras imponer a Alfonso Fernández Mañueco la estrategia ‘triunfadora’ contra el Covid de Isabel Díaz Ayuso. Ciudadanos quería dictar duras restricciones en la región para Navidad y la dirección nacional del PP forzó la ruptura con su socio de Gobierno.

Según explican a Confidencial Digital fuentes de alto nivel en Génova, Casado ha forzado el adelanto en Castilla y León con el que busca consumar la destrucción de Ciudadanos, sostener el impulso de la victoria en Madrid y asentar la sensación de que el ciclo de Pedro Sánchez y la coalición PSOE-Unidas Podemos ha terminado.

Públicamente, Mañueco ha acusado a su socio de “traición” y de “deslealtad” y ha puesto sobre Ciudadanos la responsabilidad de que los Presupuestos autonómicos no hayan prosperado.

Igea, el hasta ahora vicepresidente, ha asegurado que se enteró del anuncio del presidente por los medios, ha criticado duramente al dirigente del PP y ha censurado que no haya cumplido “la palabra” que le dio sucesivamente en los últimos meses. Mañueco le había repetido de forma contundente –insiste- que no iba a convocar comicios.

En contra de las restricciones en Navidad

Fuentes de la dirección nacional del PP, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, reconocen que el modelo de Díaz Ayuso contra el Covid, que Pablo Casado pretende extender a toda España como política de éxito, ha sido uno de los motivos de fondo que ha desencadenado la ruptura con C’s en Castilla y León.

En Génova hace tiempo que se trabajaba con un adelanto en Castilla y León. El 10 de marzo se cumplía el plazo para presentar otra moción de censura y en el PP existía enorme desconfianza respecto a lo que haría Ciudadanos a partir de ese momento.

La estrategia contra el Covid de Ayuso

Por ello, de cara a ese inevitable adelanto electoral antes de mediados de marzo, Casado ha decidido apresurarse a validar, de forma tácita, la estrategia aperturista de su ‘rival’ Isabel Díaz Ayuso para luchar contra el Covid, según reconocen a ECD fuentes de la dirección nacional del PP.

Ni pasaporte Covid, ni cierre de bares o discotecas, ni reducción de aforos y horarios. En Génova han concluido que las medidas que debe proponer el PP para atajar la subida de incidencia y hacer frente a la sexta ola de la pandemia no deben incluir ningún tipo de cierre.

Por lo tanto, en línea con las pautas aplicadas por Díaz Ayuso en la capital, las soluciones deben evitar coartar las libertades de los ciudadanos en las autonomías gobernadas por el PP. Y ahora, sobre todo, en Castilla y León, tras entrar en modo electoral.

La estrategia que dibuja el equipo de Casado es clara. Considera que el PP tiene un marco favorable para apuntarse un nuevo éxito y afianzar su proyecto para llegar a La Moncloa en dos años.

Si el triunfo de Ayuso en Madrid provocó el ‘sorpasso’ al PSOE en los sondeos, Castilla y León y Andalucía se ven como la rampa de lanzamiento para llegar a las autonómicas y municipales de 2023 con tres grandes victorias.

Ciudadanos exigía un cierre total

Fuentes conocedoras del plan de Pablo Casado explican a ECD que el despliegue del ‘modelo Ayuso’ contra el Covid, que ha resultado un éxito en Madrid, chocaba con la exigencia de Ciudadanos de endurecer las restricciones en Navidad en Castilla y León. Ese ha sido el motivo principal que ha precipitado la ruptura antes de final de año.

El vicepresidente Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado (ambos médicos de profesión), apoyaban medidas más durasque, apoyadas por los expertos, ya se habían tomado desde el bando de C’s en anteriores olas de la pandemia.

El comité de expertos de la región (que es fruto de la anterior consejería de Ciudadanos) ha propuesto a la Junta medidas como el cierre de los bares o el cierre del ocio nocturno a la 1:30 de la madrugada.

Castilla y León tiene una incidencia acumulada de 584 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y se encuentra en “riesgo muy alto”. En los hospitales hay 360 ingresados por coronavirus en planta (66 ingresos y 60 altas en las últimas 24 horas) y 85 en UCI (4 ingresos nuevos solo este martes).

Cambio de criterio tras la expulsión de C’s

El plan de Mañueco ahora es desoír los consejos de sus propios expertos. Pese a la tendencia claramente al alza, siguiendo con la estrategia marcada por Génova, el nuevo consejero de Sanidad,Alejandro Vázquez (PP), ha puesto en evidencia el cambio de discurso tras la expulsión de Ciudadanos del Gobierno.

Ha defendido este martes que los ciudadanos sean “dueños de su vida” y que las restricciones, de haberlas, se tomen en la Conferencia de Presidentes que ha convocado Pedro Sánchez este miércoles con todas las comunidades autónomas.

Génova impone el lema de campaña

Tampoco se pasa por alto que Mañueco ha justificado la convocatoria de elecciones anticipadas, asegurando que las opciones eran “moción de censura con gobierno Frankenstein apoyado por tránsfugas o elecciones”. Y ha explicado que ha optado por “dar la voz y el voto a los ciudadanos”, ante la disyuntiva de “Sanchismo o futuro”.

Este último eslogan del presidente castellanoleonés ha recordado rápidamente al lema de campaña que utilizó Isabel Díaz Ayuso cuando convocó las últimas elecciones en Madrid, en las que arrasó. “Los madrileños van a tener que decidir entre socialismo o libertad”. Así cerró Ayuso la declaración institucional en la que anunció el pasado mes de marzo la convocatoria de los comicios del 4 de mayo.

Ahora, ese mensaje, “sanchismo o futuro”, ha sido impuesto también por Casado a Fernández Mañueco para lanzar una campaña en las redes sociales con la que recabar apoyos a su decisión de anticipar las elecciones.

El líder del PP ya se quiso adelantar a la reacción de la presidenta madrileña tras conocerse la decisión de Pablo Iglesias de renunciar a la vicepresidencia del Gobierno para disputarle a la propia Díaz Ayuso la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Casado publicó entonces un tuit muy corto con una variante del lema: “Comunismo o libertad”. Génova se ha propuesto esta vez marcar al partido el lema de campaña, con una nueva variante: “sanchismo o futuro”, que es un eslogan que a la mayoría le recuerda a Ayuso y con el que la dirección nacional del PP busca repetir en toda España el éxito electoral de la líder madrileña, empezando en primer lugar por Castilla y León.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?