Castilla y León

Castilla y León trabaja con expertos en una Ley de Residencias tras la experiencia de la pandemia

Es la comunidad autónoma con mayor proporción de muertos en centros de mayores (2.631) sobre el total de fallecidos (2.873)

Isabel Blanco, consejera de Familia de Castilla y León
photo_camera Isabel Blanco, consejera de Familia de Castilla y León

La nueva Ley de Residencias que el Gobierno de Castilla y León desea aprobar próximamente continúa elaborándose mediante grupos de trabajo de expertos que convoca la Consejería de Familia.

En España las comunidades autónomas en que más fallecidos ha habido en residencias de mayores son Madrid, Cataluña, Castilla y León, y Castilla-La Mancha.

Proporcionalmente, ha sido Castilla y León donde más fallecidos ha habido en estos centros: 2.631 hasta el 9 de septiembre, sobre un total de 2.873 fallecidos.

Eje de la nueva Ley: Atención Centrada en la Persona

El último grupo de trabajo, que ha aportado esta semana sus aportaciones mediante una reunión telemática,  ha estado constituido por expertas gerontólogas, como es el caso de Teresa Martínez y Mayte Sancho, además de Enrique Galván, director general de Plena Inclusión en España.

Plena Inclusión es un movimiento social que se incluye dentro de un conjunto de organizaciones especializadas en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual en España. Fundada en 1964, tiene como misión su inclusión en la educación, el empleo, la ciudadanía y la comunicación.

Las aportaciones de Teresa Martínez y Mayte Sancho  han estado centradas en la Atención Centrada en la Persona, que la Consejería estima que “debe el núcleo de la nueva Ley”, como han expresado a El Confidencial Autonómico.

El Covid-19 hace “más necesaria una nueva Ley”

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, está impulsando esta Ley “abordando un nuevo modelo asistencial, con la colaboración del mayor número posible de expertos”, como ya anunció en la primera reunión de estos grupos de trabajo, el pasado mes de julio.

Una Ley de Residencias era parte del compromiso de esta legislatura, pero – como reconocen fuentes de la Consejería a ECA – “el Covid-19 la nace más necesaria”.

El pasado 10 de julio se reunió, por ejemplo, el grupo de perspectiva ética, que analizó el tema de las “sujeciones en las residencias”, una de las materias del pacto de gobierno entre PP y Cs en la Comunidad. Otros grupos de trabajo se reunieron los días 14, 21 y 24 de julio.

“Todos los que han pedido están”, han explicado fuentes de la Consejería, y “son una quincena de grupos de trabajo los que se espera constituir hasta octubre, con participación de representantes del tercer sector, usuarios y familiares, partidos políticos, colegios profesionales o del ámbito social”.

Se pretende una “visión interdisciplinar, de manera que se analice la situación sanitaria, las unidades de convivencia y seguridad, y por supuesto otros modelos nacionales o internacionales de residencias de la tercera edad”.

En octubre propuestas para esta Ley

Una vez que todos los grupos de trabajo se hayan reunido, habrá un plazo para que las entidades participantes puedan presentar propuestas para la Ley, que se recogerán en octubre.

Mientras se aprueba esta Ley, la comunidad cuenta desde hace tres meses con un decreto-ley convalidado por las Cortes Autonómicas con las primeras medidas para preparar al sector por si hubiera un posible rebrote en estos meses, rebrote que por desgracia se ha producido.

Ese decreto-ley, ahora en vigor, obliga a los centros a contar con un plan de contingencia, a que sean capaces de sectorizar a las personas rápidamente en función de la situación sanitaria, y a contar con una dotación de EPIs mínimas muy superior a la que tenían que tener antes de la pandemia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?