Castilla y León

Decepción entre los ganaderos de Ávila tras los grandes incendios en la provincia

Preocupa especialmente el de Santa Cruz del Valle, único en nivel dos que no permite “bajar la guardia” por las “continuas” reproducciones

Incendio en Castilla y León
photo_camera Incendio en Castilla y León

“Estamos desamparados; impotentes”, asegura Rosa María Rubio, ganadera que ha perdido cerca de quinientas alpacas, necesarias para alimentar a sus 60 cabezas de ganado en Morasverdes, animales que tuvieron que trasladar entre familiares y vecinos.

Hace unos meses el sector se vio perjudicado por la huelga de transportistas. Ahora por los altos niveles de sequía e incendios que acechan la zona. Uno de los ganaderos de la zona, que en alguna ocasión ha intervenido en televisión, se muestra preocupado y enfadado tras la poca ayuda del gobierno y los factores climatológicos que hacen que la ganadería sufra.

Afirman estar desamparados por la Administración, a la vez que aseguran que limpio de zarzas y así poder evitar los incendios porque no les permiten talar. Por ello, se ven en una encrucijada de la que no encuentran solución. Mientras tanto los montes de Castilla y León sigue ardiendo.

Situación descontrolada

Los incendios forestales, que este año han calcinado más de 162.000 hectáreas en España, continúan siendo una preocupación en diversos puntos del país, sobre todo en Ávila, donde las llamas han arrasado más de 1.000 hectáreas, y en León, mientras que Galicia da por estabilizado el último de sus fuegos activos

Después de cuatro días de infierno el incendio que en la tarde del viernes se declaró en el término municipal de Santa Cruz del Valle (350 habitantes), al sur de Ávila, evoluciona favorablemente tras haber arrasado 1.000 hectáreas en el Valle del Tiétar.

La situación del fuego ha mejorado y no hay casi foco activo, aunque el delegado de la Junta, José Francisco Hernández, ha hecho referencia a la "amenaza" por el tiempo que se espera para tarde que, además de "tormentas secas", abarca "fuertes rachas de viento" que pueden llegar a los 50 kilómetros por hora entre las 19:00 y las 21:00 horas. 

A la espera de que llegue ese momento, el dispositivo establecido continúa enfriando el perímetro y apagando las reproducciones, tratando de impedir que se extienda la superficie quemada, calculada hasta el momento en unas mil hectáreas

El dispositivo terrestre desplegado en el municipio abulense de Santa Cruz del Valle ha trabajado toda la noche del lunes para asegurar el perímetro del incendio, aunque han tenido que hacer frente a pequeñas reproducciones que han sido controladas, según ha informado desde el Gobierno regional a través de la cuenta oficial Naturaleza CYL.

Dos fuegos activos continúan en León

Hasta once medios aéreos intentan controlar el incendio iniciado el domingo por la tarde en Boca de Huérgano (León) y en el que los medios de extinción están teniendo problemas para sofocarlo al encontrarse las llamas en una zona poco accesible, con mucha roca y matorral alto y denso.

El incendio mantiene el nivel 1, en una escala de 0 a 3 de menor a mayor intensidad, ante la previsión de que se requieran más de doce horas para su control o pueda necesitar de medidas de protección a la población.

En la extinción del fuego, provocado por un rayo, trabajan seis helicópteros, dos aviones anfibios, dos bombarderos y otro avión más de coordinación, mientras que sobre el terreno están siete agentes medioambientales, dos técnicos, un celador, tres autobombas, dos bulldozer, seis brigadas helitransportadas y siete cuadrillas de tierra.

Por otra parte, se mantiene activo un incendio en la localidad de Selga de Ordás, en el que trabajan tres agentes medioambientales, dos bulldozer, cuatro autobombas, tres cuadrillas de tierras y una cuadrilla nocturna

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?