Castilla y León

Condenado un hombre a nueve meses de cárcel por romper los ligamentos del dedo a un policía local en un forcejeo

La Audiencia Provincial de Valladolid le ha condenado como responsable de delito de lesiones y atentado contra un agente de la autoridad

Imagen de archivo. Detención de un hombre.
photo_camera Imagen de archivo. Detención de un hombre.

La Audiencia Provincial de Valladolid ha condenado a nueve meses de cárcel a un hombre que durante una persecución le rompió el ligamento del dedo a un policía local. Además, el agresor tendrá que indemnizar al funcionario con 6.800 euros. 

El proceso judicial comenzó en el Juzgado de lo Penal nº1 de Valladolid.El magistrado consideró probado que, sobre las 5:40 horas del 30 de abril de 2021, un agente de la Policía Local le dio el alto al acusado al haber cometido un altercado en las inmediaciones de un establecimiento.

Cuando llegaron a él y le informaron de los hechos por los que le habían dado el alto, el acusado se dirigió al otro lado de la calle y procedió a golpear un cristal de un local. Durante el forcejeo, tal y como relata la sentencia consultada por Confidencial Digital, “con ánimo de menoscabar el principio de autoridad, se revolvió e intentó zafarse del agente agarrándole del dedo pulgar de la mano derecha”.

A consecuencia de ello, el funcionario sufrió una rotura de ligamentos colateral cubital izquierdo en el pulgar. Por ello, precisó de tratamiento quirúrgico de reinserción ligamentosa y rehabilitación que le tardó en curar más de dos meses. Por ello, le ha quedado una cicatriz de seis centímetros y una tumoración de tres centímetros.

El agente puso la denuncia días después cuando se enteró que tenía roto el ligamento  al pensar que la lesión no era tan grave, pues “nunca pensó que tuviese roto el dedo”. 

Por ello, el juez de lo Penal nº1 le condenó como autor responsable de resistencia y un delito de lesiones a un total de nueve meses de prisión y a indemnizar al agente con 6.800 euros.

Al no estar conforme con la sentencia, presentaron un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Valladolid, pero el tribunal ha desestimado el recurso y ha confirmado plenamente la sentencia de instancia. El motivo por el cual ha decidido no darle la razón al agresor ha sido porque había otros testigos delante y el parte médico corroboraba las lesiones denunciadas.

Otros casos de agresión a policía

Pero este no es un caso aislado. El pasado mes de junio, un juzgado deElche condenó a un hombre a seis meses de prisión por propinar patadas y puñetazos a tres agentes de la Policía Nacional que intentaron identificarle. 

A uno de ellos le provocó una luxación en la clavícula, con rotura completa de los ligamentos con un esguince de grado II y dolor en el tobillo izquierdo. Por ello, le quedaron secuelas en el hombro, cicatrices y dolor en las articulaciones.

También este junio, en Almería, una jueza ha condenado a 21 años de prisión a un ciudadano de Mauritania por agredir a ocho agentes (seis de la Guardia Civil y dos de la Policía Local). Los profesionales le estaban deteniendo por agredir a un niño y a su madre. Al menor le cogió y lo lanzó contra el suelo.

La pena de cárcel y la multa le han sido conmutadas por su expulsión del territorio nacional y por la prohibición de regresar a España en cinco años. 

En Torrelavega, Cantabria, en este caso, un ciudadano agredió a un Policía Nacional por exigirle que se pusiera la mascarilla. A consecuencia de la petición, el agente recibió una patada, que no le causó lesión y, posteriormente, le agarró del hombro provocándole una luxación. En este caso, tendrá que indemnizarle con casi 24.000 euros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?