Castilla y León

Religión

Las restricciones del Covid-19 obligan a escuchar misa en la calle en Castilla y León

Para muchos católicos, estas medidas suponen en la práctica suspender el derecho a la libertad de culto

Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván
photo_camera Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván

Las medidas adoptadas por la Junta de Castilla y León relativas a frenar la pandemia del Covid-19, limitando el aforo en un máximo de 25 personas por templo, independientemente de las dimensiones de las parroquias e iglesias, ha causado indignación no solo a los obispos, sino también a los fieles, que para muchos, estas medidas suponen en la práctica suspender el derecho a la libertad de culto (art. 16, de nuestra Constitución).

"La decisión de la Junta de limitar el aforo de las iglesias a veinticinco personas ―independientemente del tamaño del templo― ha dejado iglesias vacías y, en la calle, fieles que han desafiado las temperaturas invernales para asistir a misa y recibir la comunión al aire libre. El resto de los católicos se ha visto obligado a quedarse en casa", expresa un fiel católico de Burgo de Osma en una carta escrita a la diócesis y enviada a Religión Confidencial. 

Cuidar al máximo la higiene 

El autor de la carta, José Antonio García Izquierdo, se indigna con estas medidas, máxime cuando en este época de pandemia, "cientos de miles de católicos han cuidado al máximo la higiene de las iglesias, vigilando que se respeten los aforos máximos", además de contribuir, con sus personas y bienes, "al enorme esfuerzo de Cáritas y de otras instituciones católicas en estos momentos difíciles". 

"Por eso, ante esta medida, que le impide en la práctica ir a Misa, cualquier católico podría pensar que el gobierno de Castilla y León paga la lealtad escrupulosa de los meses de pandemia con una injusta bofetada; y bien podría responder, como Jesús ante los jueces del Sanedrín: «Si he faltado al hablar, muestra en qué he faltado; pero si he hablado como se debe, ¿por qué me pegas?» (Jn 18, 23)", concluye en su carta. 

El autor de la carta envía también otra foto del aforo de un templo con 25 feligreses, en donde se puede observar que caben muchas más personas cumpliendo las medidas de seguridad. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?