Castilla y León

Castilla y León cuenta con un meteorólogo de 15 años para predecir el tiempo

Jorge Rey aclara el rumor acerca de si habrá o no una “nueva Filomena”

Jorge Rey.
photo_camera Jorge Rey.

Jorge Rey, conocido por ser uno de los meteorólogos más jóvenes que predicen el tiempo a sus quince años recién cumplidos, ha querido contar a ECD la realidad de sus predicciones y poner fin a las fake news.

El joven del que todo el mundo habla, se dio a conocer por una publicación en el medio Diario de Burgos, ciudad natal de Jorge, en la que ha ido investigando y aprendiendo nuevas formas de predecir el tiempo aunándolo a la naturaleza y dándole la importancia que ésta se merece. Ha llegado a colaborar este último año con diferentes radios y medios de comunicación y recibe ayudas y apoyo de los ayuntamientos de Castilla y León por su servicio a la población, sobre todo el de Burgos.

Lo que más interesa a los ciudadanos y por lo que sigue existiendo la preocupación es: ¿habrá este año otra Filomena? Pues bien, el meteorólogo ha aclarado que no se puede saber con exactitud si habrá otra Filomena o no; lo que ha recalcado es que existirán episodios de mucho frío, con heladas y precipitaciones abundantes, que podrían convertirse en forma de nieve, pero sobre todo afectará a Castilla y León, algo que puede influir en Provincias o Comunidades Autónomas colindantes como: Asturias, Cantabria, Madrid o La Rioja.

¿Cuáles han sido tus motivaciones para, a tan temprana edad, interesarte por el clima?

Desde pequeño he sido un amante de la naturaleza, por lo que quería hacer algo que estuviera relacionado con ella y con lo que pudiera ayudar, así que empecé a observarla y a sacar conclusiones.

Comencé hace cinco años a salir al campo, sentir la naturaleza que me rodeaba y comenzar a saber el por qué de la humedad de las piedras, la cantidad de frutos que daba un árbol o en qué momento florecían las plantas. Ya lo decía San Agustín: “La naturaleza es la mejor maestra de la verdad”.

¿En qué te basas para predecir el tiempo?

Principalmente en las cabañuelas y las témporas.

Las cabañuelas es un método de predicción del clima tradicional muy antiguo que ha perdurado a lo largo de la historia y se utilizaba muchos siglos atrás, sobre todo en España y en América del Sur. Este método, a pesar de que hoy en día apenas se utilice, es uno de los más comunes por el boca a boca. Yo hago un estudio del clima los primeros 24 días de agosto para predecir el resto del año. Por ejemplo, este pasado verano llegamos a tener unas máximas de 5 grados centígrados más que en los últimos agostos desde hace cuarenta años, lo que supone que afectará a las siguientes estaciones.

Además, los pastores o las personas mayores de los pueblos me han enseñado mucho porque, tras años de observación, son personas muy sabias de las que hay que aprender. Las témporas es un método que he aprendido más reciente y que estoy poniendo en práctica ahora. Algo que me motiva mucho también es poder ayudar a la gente como a los agricultores para que puedan tener en cuenta el tiempo a la hora de cultivar sus campos. Por ejemplo, la primavera de 2022 va a remar a favor de este sector porque se pronostica que tendrá bastantes lluvias intercaladas con sol, algo que favorece mucho a los agricultores.

No me gustaría que estos métodos se perdieran en la historia porque, aunque no estén muy valorados por los científicos, lo utilizaba la gente de campo observando.

Yo analizo el tiempo en base al movimiento de los pájaros que determinan las corrientes de aire y el momento de su migración, escondo termómetros, veletas o molinillos en el campo, mido la humedad de las piedras y como he dicho antes, analizo mucho las plantas también. La fase de la Luna influye mucho en el clima de nuestro planeta, además de las temperaturas del aire, el Sol y muchos otros factores; nos creemos que somos el centro del mundo y pertenecemos a una Galaxia inmensa, por lo que los planetas también nos influyen. Creo que nada es porque sí, todo tiene una razón e influencia.

¿Predices el temporal en Castilla y León pero, también aciertas con toda España? ¿Y en las Islas?

En mi página web publico las previsiones semanales de España, incluyendo las islas y Ceuta y Melilla, y aquí sí que utilizo más las nuevas tecnologías en base a los modelos, pero de una manera orientativa. Mi fuerte, sobre todo, es la previsión del tiempo en Burgos y puede afectar hasta 200 o 300km a la redonda, es decir, en Castilla y León principalmente o en ciudades de alrededor como Madrid, Asturias, Galicia o La Rioja. Son estimaciones del temporal que se avecina tras un estudio de la naturaleza pero no me gusta decir que será 100% así. Los pronósticos pueden fallar y poco a poco se pueden ir corrigiendo los errores, pero nunca es una certeza. Estoy trabajando para perfeccionar las previsiones y llegar a más largo plazo.

¿De qué fuentes dispones para ser meteorólogo?

Realmente no me considero tanto meteorólogo como naturalista. Creo que se está perdiendo ese acercamiento a la naturaleza y que a veces nos olvidamos bastante de ella, algo que yo quiero retomar. La manera de hacerlo fue buscar una representación de la sociedad en el medioambiente y saber los porqués de las cosas que pasan. Así que me centré en el estudio de las cabañuelas para poder acercar a la gente más a la naturaleza. Aunque todavía sigo en el colegio y me estoy formando, está bien tener iniciativa pero también es necesaria una base técnica.

Hay personas o medios que han asegurado que yo hago pseudociencia, pero esto no es así. Las cabañuelas no son pseudociencia porque la meteorología no es solo la teoría o las nuevas tecnologías, si no que se basa también en muchas horas de estudio del entorno y prueba-error. Hay que convertirse en un experto a través de la experimentación.

¿Quieres dedicarte en un futuro a la meteorología?

Uno de mis objetivos es poder ayudar a la gente de alguna manera y que esté relacionado con mostrar la naturaleza al mundo, así que quiero seguir dando este servicio y en un futuro me formaré más para ello.

¿Crees que se avecina una nueva Filomena? ¿Cómo lo supiste la pasada vez?

La realidad es que muchos medios han dicho que mi pronóstico es que va a haber una nueva Filomena, pero yo he recalcado que esto no es algo seguro y que lo que puede ocurrir entre enero y febrero de 2022 es que se produzcan episodios de abundantes heladas y precipitación, lo que podría provocar una situación parecida a la sufrida con Filomena en enero de 2021. Esto, como digo siempre, afecta desde Burgos hasta un máximo de 300 km. He hablado con otros cabañuelistas de Jaén, Ciudad Real o Murcia para contrastar información y, lógicamente en cada provincia se esperan temporales diferentes, aunque todos coincidimos en que será un invierno frío y lluvioso. Hay que tener mucho en cuenta que la geografía es un dato clave para determinar qué tiempo va a hacer en cada lugar: no es lo mismo la influencia de la Cordillera Cantábrica o las corrientes de aire que trae el Atlántico, a las zonas bajas de la tierra en el sur de la Península más cercanas al mar.

La vez pasada utilicé el método de las cabañuelas también para preveer que se avecinaban fuertes heladas y precipitaciones, pero nunca lo denominé con el nombre de Filomena ni supe a qué nivel podía llegar, nos pilló a todos un poco de sorpresa. En los sitios donde más afectó fue en Madrid y en Toledo pero, precisamente por eso, no tengo la certeza de lo que pueda pasar por ejemplo, en Murcia. En Burgos alrededor del año 2004 - riéndose mientras asegura que ni si quiera había nacido – hubo una nevada tremenda y no fue tan sonada, al parecer, como Filomena, ya que afectó en menor medida y no era un acontecimiento tan raro tratándose del norte.

De todas formas, al no haber tenido un verano tan caluroso, el invierno se va a caracterizar por ser frío y con abundante precipitación.

¿Qué crees que está influyendo en el clima de nuestro país?

Creo que influyen demasiadas cosas. A pesar de que la Atmósfera sea un sistema caótico y sorprendente, se puede llegar a predecir lo que va a ocurrir en un futuro. No es algo fiable cien por cien y hay que seguir una evolución: ni si quiera vale con analizar los últimos 50 o 100 años, hay que hacer un seguimiento de miles de años atrás.

También tienen que ver los fenómenos de “La Niña” o “El Niño”: son fenómenos que se basa en, dependiendo de hacia donde vayan las masas de aires del Océano Pacífico, pueden provocar las lluvias más intensas hacia América o hacia Asia y en el mundo podemos tener un tiempo diferente. Los fenómenos llamados “La Niña” o “El Niño” son claros detonantes de que pueda suceder de nuevo una fuerte nevada en España. Esto significa que en América sufrirán numerosos huracanes y en España numerosas heladas, es como el efecto mariposa, al final acaba teniendo influencia en todo el globo y este año se va a volver a repetir el fenómeno de “La Niña”.

Además hay cosas que pueden influir que aún están por descubrir. Hay que hacerse una pregunta: estamos en la Tierra pero, la Tierra está dentro de un universo, ¿cómo se creó? ¿de dónde viene?

En ningún momento pretendo hacer “pseudociencia”. De hecho, dicen que la pseudociencia es incompatible con la ciencia y por su basarme en las cabañuelas, realmente se sacan análisis por observaciones de leyes o fórmulas que están relacionadas con el método científico.

¿Crees que es verdad el rumor de que en lugar de tener cuatro estaciones, tendremos solo dos?

No había escuchado ese rumor, pero creo que no es así. Todos los años el tiempo va cambiando y hay veces que se notarán las temperaturas más drásticas y otras veces tendremos una primavera y un otoño más suaves, pero esto no quiere decir que vayan a desaparecer las cuatro estaciones. Resumiéndolo en una frase: “Qué bonita es la ignorancia para el ignorante”.

¿Consideras que en España se ataja el cambio climático? ¿Cuál es el país que más lo hace? ¿Se debería tomar con más responsabilidad este tema?

Creo que el cambio climático es un problema que ha ocurrido y preocupado siempre a lo largo de la historia. Es verdad que se estima que la temperatura global de la Tierra pueda aumentar unos grados de aquí a un futuro, pero también ha tenido oscilaciones estos últimos años. Ahora hay un calentamiento global provocado por la población y por la industrialización, pero hay muchas más cosas que influyen.

Además, la contaminación va más allá que los coches, como verter plásticos o microplásticos a los océanos, que los propios peces los ingieran y sin querer provocar que nos auto dañemos al consumir pescado.

Creo que hay muchos intereses políticos y una cuestión económica y no veo que tomen decisiones que se deberían llevar a cabo, sino que miran por su beneficio.

Uno de mis objetivos es mejorar el planeta y ayudar a la gente, como parejas que me llaman porque van a casarse y quieren saber el tiempo del día que tienen la boda el año que viene, yo les hablo de manera orientativa, así que igual hago para el estudio del cambio climático, aplicando mis fórmulas y perfeccionándolas poco a poco.

Creo que España no es el país más contaminado porque estamos en una zona geográfica más ventilada por las corrientes de aire entre varios océanos, por lo que las partículas de la atmósfera no se quedan estancadas. Es un tema de mucha importancia pero hay que analizar la incidencia del cambio climático y evaluar su efecto después de mucho estudio. Es verdad que yo soy muy joven y no me he formado todavía, pero quiero seguir ayudando y en un futuro dar ideas y llegar a solucionar los problemas, porque hay muchas maneras de hacerlo como siendo solidarios los unos con los otros y con la naturaleza.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable