Castilla y León

La campaña de Podemos en Castilla y León rechazada por Yolanda Díaz

Ha sido invitada a participar en actos junto a Ione Belarra e Irene Montero y la vicepresidenta se ha negado. En la presentación de su plataforma ya faltaron las ministras moradas

Yolanda Díaz.
photo_camera Yolanda Díaz.

El próximo sábado arrancará la precampaña de Unidas Podemos para las elecciones de Castilla y León. Será en Valladolid, con un acto al que acudirán los secretarios generales de Podemos y del PCE, Ione Belarra y Enrique Santiago, respectivamente. En cambio, la líder morada en el Gobierno se niega por ahora a participar en mítines del partido.

Por lo pronto, el espacio confederal afronta unido por primera vez unos comicios autonómicos en esta comunidad. Podemos e IU pactaron acudir conjuntamente a las urnas y se ha acordado también que Pablo Fernández, secretario general de Podemos Castilla y León y portavoz nacional del partido, encabece la candidatura.

Cuando se hizo público el adelanto electoral, el propio Fernández situó esta convocatoria como “el primer paso del frente amplio” que abandera Yolanda Díaz.

Sin embargo, desde el equipo de la vicepresidenta segunda del Gobierno -que no milita ni en IU ni en Podemos- se pretenden alejar de estas pretensiones, según ha podido confirmar Confidencial Digital.

Aplazado el “proceso de escucha”

El entorno de Díaz insiste desde hace tiempo en que su objetivo son las elecciones generales de 2023 y habían emplazado al inicio de este año para arrancar la primera etapa, que han denominado “proceso de escucha”.

Una fase que, según explican ahora a ECD fuentes próximas a la vicepresidenta, Yolanda Díaz ha decidido aplazar para “evitar contaminar su proyecto” en plena batalla electoral por los comicios en Castilla y León.

Se resiste a confirmar su presencia

De hecho, fuentes de Unidas Podemos en Castilla y León aseguran a ECD que han invitado a las ministras de Unidas Podemos para sus actos electorales. Con el primer acto de precampaña ya esbozado, estas mismas fuentes aseguran que por ahora “no se ha abordado” el papel que tendrá Yolanda Díaz en la campaña.

Explican que “están confiados en que vaya a ir” aunque reconocen que por ahora “no hay fecha prevista”. Afirman que el hecho de que Díaz quiera crear una nueva plataforma política no es incompatible con la posibilidad de que se acerque a Castilla y León para hacer campaña: “Son cosas diferentes”, insisten.

En cambio, a diferencia de la vicepresidenta segunda, los ministros Irene Montero y Alberto Garzón si se han mostrado ya dispuestos a participar en actos por toda la región en las próximas semanas, pese a que todavía no se han cerrado las fechas concretas.

Las encuestas no son favorables

En el entorno de Yolanda Díaz no se pasa por alto que las encuestas no son favorables a Unidas Podemos. Los primeros sondeos publicados vaticinan que obtendrá un resultado parecido al de las elecciones de 2019, cuando los dos partidos ya sufrieron un batacazo: Podemos obtuvo dos procuradores e Izquierda Unida no consiguió representación.

Con este resultado, el partido morado perdió ocho escaños, en comparación con el apoyo recabado en 2015, cuando llegaron a obtener diez representantes. Ahora, las encuestas pronostican que el resultado de Unidas Podemos puede oscilar entre uno y tres procuradores.

El sondeo elaborado por Sigma Dos para El Mundo les sitúa en esa horquilla. Por su parte, GAD3 les da un escaño, según el barómetro publicado por El Norte de Castilla. Vozpópuli también ha publicado una encuesta, elaborada por Hamalgama Métrica, que estima que la confluencia mantendría los dos escaños obtenidos en 2019.

Irene Montero cree  Díaz va a por ella

Por si fuera poco, tal y cómo se ha contado en ECD, Irene Montero tiene la convicción de que Yolanda Díaz pretende apartarla de su nuevo proyecto político. La ministra de Igualdad da por hecho que iba directamente contra ella cuando reveló que había avisado desde el Ministerio de Trabajo del riesgo del Covid antes del 8-M y no le hicieron caso.

“Yolanda viene a por mí”, se quejó amargamente Irene Montero hace unos días, a su círculo de máxima confianza en la cúpula de Unidas Podemos.

La pugna por entrar en la lista de Madrid

El ataque de Yolanda Díaz a Irene Montero, según interpreta la propia ministra de Igualdad, desencadenó una nueva guerra entre las dos mujeres con más poder dentro del partido y ha recrudecido el pulso iniciado hace meses.

El enfrentamiento de los fundadores Iglesias y Errejón rompió en dos la organización. Mónica García, portavoz de Más Madrid -filial del partido de Íñigo Errejón- en la Asamblea regional es precisamente otra de las figuras llamadas a tener protagonismo en este nuevo espacio.

Montero y Belarra faltaron en la presentación

Las suspicacias han crecido en las últimas semanas por la presencia de García y Yolanda Díaz, junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, en varios actos de apoyo a la vicepresidenta segunda.

Todas las partes en liza han desvinculado estos eventos de una futura plataforma de izquierdas, pero la imagen de las cuatro en Valencia junto a la política ceutí Fátima Hamed Hossain y sin las principales dirigentes de Podemos (ni Montero, ni Belarra) despertó recelos y, a la vez, un enorme interés.

Desplazar a Yolanda Díaz a Pontevedra

Podemos ha venido restando importancia a estos actos, pero ya inició entonces una guerra soterrada para colocar a sus dirigentes en destacados puestos de salida en la lista por Madrid al Congreso en las próximas elecciones generales, según fuentes involucradas en el montaje del proyecto de Díaz.

Concretamente, tal y cómo se contó en ECD hace unas semanas, Irene Montero intentó que la vicepresidenta segunda encabezase la lista por Pontevedra, como venía haciendo hasta ahora en Unidas Podemos, argumentando su excepcional tirón electoral en su Galicia natal, para así poder acceder ella a los primeros puestos de la candidatura por la capital de España junto a Ione Belarra.

La respuesta de Yolanda Díaz fue contundente: la candidata a la Presidencia del Gobierno es la que debe liderar el cartel electoral en la capital. Y no dio más opción.

Montero y Belarra no cuestionan a Díaz

Díaz ha tenido varios encontronazos con Podemos, pero cuenta con el respaldo de la dirección sobre los plazos de la plataforma.

La formación tiene en cuenta que el tirón electoral de Díaz se refleja en el CIS pero también entre la militancia. Y concluye que es la única figura que, a día de hoy, está en condiciones de contener la sangría de votos que sufría el partido morado.

A esta conclusión ha llegado también la actual cúpula del partido. En el entorno de Montero y Belarra reconocen que, pese a todo, nunca han puesto en discusión que Yolanda Díaz sea la cabeza de cartel electoral. Reconocen que al principio existieron dudas y ha sido necesaria una adaptación. Pero nadie se ha movilizado para que ella no sea la candidata a La Moncloa.

Tampoco se pasa por alto que la valoración de Yolanda Díaz aumenta en paralelo a su grado de conocimiento. No acumula desgaste.

Al contrario. Ha dado un salto cualitativo, al imponer un nuevo modo de negociar con el PSOE, menos traumático que el de Iglesias, Montero y Belarra pero igual de resolutivo, como demuestra el último pacto de Presupuestos, la Ley de Vivienda o la reforma laboral.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable