Castilla y León

El hallazgo de una cuenca minera amenaza a uno de los ‘Pueblos Más Bonitos de España’

Los vecinos de Bonilla de la Sierra se muestran contrarios a que el descubrimiento acabe con “siglos de patrimonio cultural”

Bonilla de la Sierra es uno de los recién nombrados Pueblos Más Bonitos de España.
photo_cameraBonilla de la Sierra es uno de los recién nombrados Pueblos Más Bonitos de España.

Días después de su nombramiento como uno de los ‘Pueblos Más Bonitos de España’, una asociación de Bonilla de la Sierra (Ávila), ha denunciado una amenaza de una nueva actividad minera. Según miembros de la Plataforma “No a la Mina en el Valle del Corneja”, el descubrimiento de cuadrículas mineras a cielo abierto amenaza con acabar con el patrimonio cultural de la zona.

La asociación ha presentado dos expedientes mineros que “podrían acabar con siglos de historia y patrimonio cultural”. Ambos expedientes incluyen Bonilla de la Sierra como una de las zonas donde se encuentran cuadrículas mineras.

Según la denuncia, los más allegados a las tierras de Bonilla de la Sierra y del Valle del Corneja han “luchado durante dos años” para evitar que una posible mina de feldespato que “amenaza con arrebatarles todo lo que poseen”, se lleve a cabo.

Además, la asociación ha denunciado que una modificación de la ley de Urbanismo del PP de Castilla y León, podría favorecer la actividad minera en la zona, por lo que se abriría una nueva mina no energética a cielo abierto en suelo protegido.

El turismo como solución  

Desde la Plataforma “No a la Mina en el Valle del Corneja” han declarado su esperanza en que el reconocimiento de Bonilla de la Sierra como uno de los ‘Pueblos Más Bonitos de España’ frene esta decisión, a través de las iniciativas turísticas que terminen con la despoblación y devuelva a la zona “la bonanza que vivió en su mejor época”.

El pueblo consiguió su denominación como “Conjunto histórico artístico”, en 1983, gracias a la Puerta de la Villa, que da la bienvenida a los visitantes que anden “por el mismo recorrido que en su día llevaron a cabo judíos, árabes y cristianos”. 

Obispos y nobles hicieron del castillo-palacio su morada en el siglo XII, y de la colegiata de San Martín, que preside la plaza, su lugar de culto desde el siglo XV. Bonilla de la Sierra fue, además, sede del Sínodo Episcopal en 1384, y acogió al padre de Isabel la Católica.

El municipio se ha presentado en esta edición de Fitur, en Madrid, como uno de los ‘Pueblos Más Bonitos de España’, junto a otros 11 villas, aumentando el número total a más de 45.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?