Castilla la Mancha

GREFA denuncia la muerte de tres águilas imperiales electrocutadas en Toledo

La asociación pide controlar los tendidos eléctricos de propiedad particular para evitar estos accidentes

Los cadáveres de dos águilas imperiales, junto al apoyo del tendido eléctrico de Mazarambroz 
(Toledo) en el que aparecieron. Foto: GREFA.
photo_cameraLos cadáveres de dos águilas imperiales, junto al apoyo del tendido eléctrico de Mazarambroz (Toledo) en el que aparecieron. Foto: GREFA.

El Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) ha denunciado esta semana la muerte de tres águilas imperiales en Toledo. Las aves murieron electrocutadas por tendidos eléctricos.

GREFA ha calificado los hechos como “uno de los episodios de electrocución de aves más graves” registrados en la provincia. La asociación ha advertido la “necesidad de actuar” en los tendidos eléctricos de propiedad particular “evitar” estos accidentes.

Parte de un programa científico

Dos de las aves electrocutadas portaban emisores GPS para su seguimiento con fines científicos y de conservación desarrollados por las ONG GREFA y WWF España, junto con la Junta de Castilla-La Mancha.

Estos ejemplares eran hijas de “Susana”, una hembra que GREFA ha estudiado desde hace diez años. Precisamente, “Susana” fue atendida en 2008 en el Hospital de Fauna Salvaje de GREFA en Majadahonda (Madrid) por una electrocución. Este ejemplar fue devuelto a la naturaleza, donde se ha podido continuar su estudio.

Uno de los ejemplares formaba parte del estudio "Centinelas del veneno", promovido por WWF España con el fin de mejorar la detección de cebos envenenados y otros peligros para las aves rapaces.

"Rectificar" los tendidos eléctricos particulares 

Las tres águilas imperiales han sido encontradas en los alrededores de tendidos eléctricos de propiedad particular. Los titulares de los mismos son personas físicas, entidades o pequeñas empresas “sin tantos recursos como las grandes compañías eléctricas para abordar las medidas” que eviten la electrocución de las aves, según el comunicado de GREFA.

La asociación ha mostrado la “urgencia” por buscar soluciones. Según GREFA, buena parte de estos accidentes se dan en estos tendidos particulares.

La plataforma de entidades conservacionistas SOS Tendidos Eléctricos envió el pasado mes de octubre una carta a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con motivo de las electrocuciones. De momento, no se ha obtenido respuesta del Ministerio.

Por su parte, GREFA y WWF España han pedido al consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, que “rectifique en el futuro inmediato” y dirija más recursos a las ayudas “para la corrección de los tendidos eléctricos” que sean propiedad de particulares.

Para ello, GREFA puso en marcha el proyecto Aquila a-Life, basado en la corrección de tendidos eléctricos de propiedad particular, con el objetivo de recuperar las poblaciones de águila de Bonelli en la región mediterránea occidental.

El proyecto ha ayudado a “eliminar el riesgo” de electrocuciones en un tendido particular considerado un “punto negro” para aves rapaces de la Comunidad de Madrid, en el término municipal de Valdepiélagos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?