Castilla la Mancha

Lamentan que ningún partido muestra interés

Una caravana de vehículos exigirá en Guadalajara acabar con el trasvase Tajo-Segura

Diferentes colectivos partirán desde Sacedón hasta la capital provincial para denunciar que los embalses se encuentran al 13%

Comparación del río Tajo entre la imagen de 2014 del Tajo y la del  año 1956
photo_camera Comparación del río Tajo entre la imagen de 2014 del Tajo y la del año 1956

A punto de comenzar la campaña electoral, la Plataforma ciudadana de afectados por el trasvase Tajo-Segura ha organizado una protesta desde Sacedón a Guadalajara para denuncian el deterioro del río.


Según pudo conocer El Confidencial Autonómico, la marcha pretende denunciar cómo ha afectado a la cuenca del Tajo principalmente en los repartos de caudales y en los aportes por precipitaciones.

Las fuentes consultadas del colectivo Tajo Río Vivo estiman que el trasvase ha supuesto una pérdida del 48% de los aportes por precipitación en el Alto Tajo. “Ha dejado un río hipotecado”, aseguran las mismas fuentes.

El motivo es que la mayor parte del agua que entra y discurre por los primeros 200 kilómetros va a parar a los tubos del Trasvase Tajo-Segura “en una proporción del 86%”, apostillan.

En la concentración convocada para el 29 de noviembre denunciarán también que las contribuciones que se hacen al trasvase se realizan independientemente de la demanda. “Son aportaciones mensuales que se dan sí o sí”, explica el portavoz de la plataforma convocante.

Además, aseguran desde la Plataforma que ningún partido político les ha llamado para conocer sus reivindicaciones. Aseguran que además no es un tema que aparece en ninguno de los programas electorales ni tampoco se hace mención.

Los diferentes colectivos que participarán lamentan que cuando se desarrolló el trasvase en las poblaciones de Entrepeñas y Buendía se expropiaron las mejores tierras de cultivo para realizar los embalses. Esto supuso la reconversión de los habitantes a un modelo turístico enfocado en el agua.

Desde 1979 que llegaron las primeras aguas al Segura del Tajo hasta la actualidad el río, según estos colectivos, ha sufrido una merma en su caudal que ha supuesto la desaparición de arroyos, manantiales, fuentes e incluso afluentes por los que actualmente sólo circula agua un máximo de tres meses en caso de ser un año con abundantes lluvias.

Entre los motivos que plantean el cierre del trasvase está que algunas poblaciones se han visto obligadas a ser abastecidas por camiones cisterna para tener agua.

Las fuentes de Río Tajo Vivo asegura que una vez pasado Bolarque, donde comienza el trasvase, el río se queda sin vida porque no hay suficiente caudal para la regeneración del agua. Esto influye en lugares como la playa de Estremera o en la Pavera de Aranjuez (Madrid) que han quedado inutilizadas.

Las mismas fuentes argumentan que una vez el Tajo, pasado Aranjuez, se encuentra con el Jarama y lo que queda es un río de agua sucia que genera espuma a su paso por Toledo. 


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?