Castilla la Mancha

Las asociaciones agrarias castellanomanchegas se congratulan por la suspensión de aranceles con EEUU

Los sindicatos confían en que la suspensión temporal de cuatro meses concluya en el fin definitivo de las tarifas arancelarias

La presidenta de la Comisión Europea en una llamada telefónica reciente
photo_camera La presidenta de la Comisión Europea en una llamada telefónica reciente

Las asociaciones de ganaderos y agricultores de toda España se felicitan estos días por la suspensión temporal de aranceles que ha tenido lugar entre Estados Unidos y la Unión Europea. Los hechos han ocurrido tras la conversación telefónica que mantuvieron Joe Biden, presidente norteamericano, y Ursula von der Leyen, su homóloga al frente de la Comisión Europea.

El fin de los aranceles ha beneficiado especialmente a regiones como Andalucía, ya que la administración anterior comandada por Donald Trump había gravado productos como las aceitunas con tasas de hasta un 25%. Pero las noticias también son positivas para los trabajadores agrarios de otras regiones. Es el caso, por ejemplo, de Castilla-La Mancha, donde el sindicato Unión de Uniones ha calificado como positiva la suspensión temporal por cuatro meses de los aranceles aplicados por EEUU y los productos agroalimentarios procedentes de algunos países de la UE, entre ellos España. Desde la agrupación confían en que ambas partes lleguen a un acuerdo en ese tiempo que permita exportar con normalidad al mercado estadounidense.

La organización espera que la suspensión temporal por cuatro meses se plasme en un acuerdo definitivo que sirva para recobrar el ritmo de ventas al exterior y contribuya a mejorar la situación de los mercados de estas producciones. Sus coordinadores harán un seguimiento en los próximos meses de la evolución de mercados y precios, tanto de exportación como percibidos por agricultores y ganaderos.

Unión de Uniones estará atenta también a las importaciones de aceite que se produzcan. Durante 2020 se han importado 242.500 toneladas de aceite virgen, 100.000 más que en el año anterior, para compensar las pérdidas que ocasionaba las políticas anti globalistas de la anterior administración estadounidense. "Ahora ya no hay excusa para seguir trayendo aceite de fuera como se ha venido haciendo estos meses y esas importaciones tendrían que acabar", concluyen desde el sindicato.

El proteccionismo de la Casa Blanca

Unión de Uniones recuerda que ésta ha sido una decisión que ha venido reclamando por los perjuicios ocasionados a determinados sectores alimentarios españoles. Los aranceles adicionales impuestos por EEUU hace un par de años eran del 25 % para los productos agroalimentarios y afectaban sobre todo al aceite de oliva envasado, los cítricos, la carne de porcino, vinos tranquilos envasados (con alcohol inferior a 14º), aceitunas verdes, quesos o conservas de moluscos. De entre esta lista de productos, el sector del aceite y la aceituna y vino han sido los más afectados.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?