Cantabria

Laredo vaciado: el principal hospital de la Costa Oriental de Cantabria, sin servicio de partos

Más de 100.000 ciudadanos de esta comarca rural podrían verse afectados por recortes de la Consejería de Sanidad

EuropaPress_2774894_hospital_laredo
photo_camera El Hospital de Laredo es el centro sanitario de referencia de la Costa Oriental de Cantabria

Laredo es un ayuntamiento de Cantabria conocido por sus playas, que atraen a numerosos turistas durante el verano, pero también por ser la capital de la Costa Oriental. Presta servicios públicos a una amplia zona de municipios adyacentes —en torno a 100.000 personas—, cuyas principales actividades económicas son el sector terciario y la pesca.

A primeros del mes de julio, los medios regionales notificaba a los laredanos que su Hospital Comarcal cerraría el servicio de partos hasta el próximo 15 de septiembre. Fuentes próximas a El Confidencial Autonómico describen aquel momento: “No hubo notificación interna previa, sino que los sanitarios tuvieron noticia de este cierre directamente por la prensa; fueron unas maneras extrañas”. El argumento oficial, esgrimido desde la Consejería de Sanidad, presidida por el socialista Miguel Ángel Gómez, sería la falta durante el verano de profesionales anestesistas capaces de prestar servicio para poner las epidurales a las pacientes durante los siete días de la semana.

Estos interlocutores conjeturan sobre las causas que pueden existir tras esta decisión que, en principio, se ha presentado como provisional: “Si no hay anestesistas suficientes para mantener el servicio abierto los siete días de la semana, la Consejería de Sanidad podría ordenar traerlos, dado que la Administración autonómica es la pagadora y quien dispone de las plazas. Así lo hacen, por ejemplo, en el País Vasco, donde destinan médicos desde el hospital público de San Sebastián al de Mendaro.”

¿Provisional o definitivo?

Por el momento, las fuentes constatan que no se ha contratado a ningún nuevo anestesista. Creen que la decisión de reabrir el servicio de partos podría, andado el verano, posponerse hasta más allá del 15 de septiembre inicial.

“La cuestión de fondo, que nadie quiere verbalizar, pero que todo el mundo conoce, es que un servicio de partos sale muy caro a la Sanidad Pública. Hace falta un esmero constante de profesionales altamente cualificados para atender a las mujeres que van a dar a luz. Este servicio es las 24 horas del día, los 365 días del año, porque las embarazadas llegan en cualquier momento del día o de la noche”, reflexiona un interlocutor para este periódico.

Dentro del contexto de recortes, y ante la estrategia de notificar las decisiones gubernativas directamente a través de la prensa, en lo que semeja una política de hechos consumados, varias fuentes atisban la posibilidad de que el servicio de partos de Laredo nunca vuelva a abrirse. “Para los partos, señalan los interlocutores, quedaría como nave-nodriza el Hospital de Valdecilla, que está en Santander, a 40 kilómetros. Toda la población de la comarca, que son 100.000 personas, y que en verano llega a las 300.000, permanecería sin servicio de partos.” Por tanto, las mujeres de los municipios más orientales de la Costa Oriental tendrían que recorrer 100 kilómetros para dar a luz en Cantabria.

“En el caso de Laredo hablamos, además, de un hospital reconocido a nivel internacional. Ha recibido el galardón IHAN, que otorga la OMS y UNICEF, a los centros hospitalarios que destacan por el servicio que prestan al nacimiento y lactancia. El cierre del servicio de partos será un castigo muy duro para la comarca, porque implicaría una política de recortes que se cebaría con los desfavorecidos; es decir, jóvenes y mundo rural. Las perspectivas de futuro de 100.000 personas de la Costa Oriental saldrían muy lesionadas”, reflexionan las fuentes para este medio.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable