Cantabria

Alerta de ganaderos de Cantabria: los lobos podrían llegar a núcleos urbanos de la costa

Aseguran que la prohibición de cazar esta especie provoca que esté “conquistando territorios” y acercándose a zonas más habitadas

Lobo ibérico.
photo_camera Lobo ibérico.

La Asociación de Jóvenes Agricultores y Ganaderos (ASAJA) de Cantabria alerta de que la prohibición de la caza del lobo hará que esta especie se expanda y baje de las zonas más altas a las zonas costeras más habitadas. La especie, aseguran, están “conquistando terreno” y expandiéndose fuera de sus hábitats.

Esto se debe, cuentan desde la asociación, a que el lobo no tiene un animal depredador que regule el aumento de estos animales y a que la tasa de reposición de la especie está fuera de control.

Manuel Herrero, presidente de ASAJA Cantabria, asegura que el lobo no está en peligro, sino que está en expansión. El lobo ya estaba protegido con el plan de gestión anterior que garantizaba la supervivencia de la especie. Aun con esta regulación anterior, asegura el presidente, este animal estaba en expansión ya que “el cupo de extracción estaba por debajo de la tasa de reposición de la especie”. Nacían más lobos de los que se cazaban. Con la nueva prohibición, explica Herrero, se elimina la actuación de los cazadores, una de las herramientas de gestión de la población de estos canes.

Efectos no deseados

El aumento de la especie tiene varios efectos que, según el representante de los agricultores y ganaderos, no se han tenido en cuenta a la hora de tomar la decisión de protegerlo. Además de su expansión hacia zonas cercanas a los pueblos y ciudades, el aumento de este animal hace peligrar otras especies endémicas de su mismo hábitat. También podría provocar, asegura, el desplazamiento de otros animales que huirían para evitar ser cazados por las nuevas manadas. Por no hablar, asegura, del aumento de los ataques a las granjas.

Más lobos, más ataques

De 2018 hasta ahora, se han registrado más de 4.000 ataques de los lobos al ganado cántabro. No sólo ataca a animales sanos “que los ganaderos seleccionamos para mejorar nuestro ganado”, asegura Manuel, sino que provoca abortos y fallos en los sistemas reproductivos del resto de animales debido al estrés.

El presidente asegura que nadie quiere acabar con ellos sino un poco sobre la especie y manifiesta que se sienten desamparados por la decisión del Gobierno y la inacción del Ministerio de Agricultura. “Esto nos hunde”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?