Canarias

Sube un 6% el precio de la vivienda en La Palma tras la erupción del volcán

Los Llanos de Aridane y Tazacorte son los municipios afectados donde más ha crecido el coste del metro cuadrado

El volcán de La Palma engulle las viviendas de la zona.
photo_camera El volcán de La Palma engulle las viviendas de la zona.

“La erupción ha terminado”, anunciaba hace casi dos meses Julio Pérez, consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias. Desde entonces, los vecinos de La Palma ya no notan el “enjambre sísmico” que estuvieron soportando durante casi 100 días bajo sus pies, pero ahora tratan de hacer frente a una nueva realidad: reconstruir su vida. Muchos han perdido campos de plantaciones, el lugar de trabajo o incluso la casa.

Desde que comenzó la erupción del volcán, el 19 de septiembre de 2021, hasta que el Instituto Geográfico Nacional (IGN) lo dio por finalizado el día 25 de diciembre, se ha modificado el paisaje de la isla completamente: localidades arrasadas por las coladas, inmuebles e infraestructuras sepultadas, cultivos devorados por la lava, barrios cubiertos de cenizas, etc. Especialmente bien saben esto los más de 7.000 palmeros que han visto modificada su vida tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

El día de Navidad, tras que el proceso eruptivo se diera por finalizado después de 85 días, Julio Pérez aseguró: “hoy todos sentimos alivio, podemos dedicarnos a la reconstrucción”. Pero esto, pasado un tiempo, no está siendo tarea fácil.

Sin duda alguna, una de las mayores pérdidas se ha dado con la destrucción de viviendas. Allí se han perdido enseres personales, recuerdos, deseos proyectados, etc. Durante más de tres meses, todos los españoles pudimos ver, a través de las televisiones, cómo los ciudadanos afectados de La Palma tenían que abandonar ‘ipso facto’ sus domicilios ante el riesgo del avance imparable de la lava y cómo, con suerte, días después algunos de ellos podían volver a sus viviendas para salvar algún objeto y ‘aprovisionarse’ de recuerdos.

Según ha podido saber Confidencial Digital, se han destruido 1.345 viviendas en total, afectando de manera directa a 2.329 personas que han perdido su casa. Ellos son ahora los que deben reconstruir su vida, pero también su casa. Esto último no parece fácil ya que, según ha podido saber ECD, el precio de la vivienda en La Palma ha aumentado más de un 6% tras la erupción del volcán.

Los afectados

Especialmente les ha afectado a los residentes de Los Llanos de Aridane, donde 1.762 personas han perdido su vivienda. El Paso es el siguiente municipio en donde más vecinos han perdido su casa, lo han hecho 391 personas. Por su parte, en Tazacorte han perdido la vivienda 176 ciudadanos. Es decir, el 75,65% de los afectados vivía en Los Llanos de Aridane, el 16,79% lo hacía en El Paso y el 7,56% en Tazacorte.

En cuanto a la proporción de ciudadanos que han perdido la vivienda en un municipio, los vecinos en Los Llanos de Aridane también han sido los más afectados. Allí, el 8,5% de la población empadronada ha visto como su casa era engullida por la lava. El 5,1% de los residentes de El Paso han sido afectados, al igual que el 3,8% de los vecinos que vivían en Tazacorte, según ha podido saber ECD.

Estos han sido los tres municipios en los que la lava ha devorado todo lo que se encontraba en su camino, provocando que los vecinos de estos lugares se hayan visto obligados a buscar una nueva vivienda.

Aumento del precio

“Encontrar una vivienda está siendo un quebradero de cabeza”, explican personas afectadas. Algunos han sido realojados momentáneamente en casas de familiares y amigos, otros han buscado un alquiler (que ha aumentado en torno a un 50%, de 300-400 euros a 600-800) y otros tantos van a vivir de momento en las 85 casas prefabricadas adquiridas por la consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del gobierno de Canarias. Pero aquí no caben todos. Con estas casas contenedor solo se cubre la demanda del 6,3% de las viviendas perdidas entre la lava.

Ante esta situación, ha crecido la demanda de viviendas en La Palma, y esto se ha visto reflejado en el precio de los inmuebles que están a la venta. Según ha podido saber Confidencial Digital, el precio ha aumentado un 6,21% tras la erupción del volcán. Antes de que comenzara a brotar la lava, el precio medio en la isla era 1.476 €/m². Hoy el coste medio ha aumentado hasta los 1.568,5 €/m², siendo superior al que se registra incluso en once comunidades autónomas de nuestro país: Comunidad Valenciana, Murcia, Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón.

En Los Llanos de Aridane ha aumentado el precio de las viviendas un 10,50% y en Tazacorte lo ha hecho un 6,11%. En cambio, en El Paso el coste de las casas se ha mantenido estable.

Asimismo, observando el precio de las viviendas en la isla, destaca que en las zonas donde las coladas no han afectado, también ha aumentado mucho el coste de las casas. Esto en parte puede ser comprensible, pues son zonas en las que todas las infraestructuras(carreteras, servicios, inmuebles, campos de cultivo, etc.) hoy están en perfecto estado y eso provoca que aumente el precio, explican fuentes consultadas. Ejemplo de ello son los municipios de Breña Alta y Breña Baja, donde el precio de la vivienda ha aumentado un 14,56% y 7,96%, respectivamente.

Si la pandemia ya ha modificado bastante la vida de toda la población, el volcán de Cumbre Vieja ha cambiado todavía mucho más la vida de los habitantes de La Palma, que han convivido con el miedo impredecible durante más de tres meses y hoy se ven en la obligación de tener que buscar además una nueva casa en la que vivir y poder ‘construir’ un nuevo futuro. Lo cual no se antoja del todo fácil ni accesible económicamente para todos los bolsillos pues, como se ha explicado, los precios de las viviendas han aumentado en la isla desde que el volcán expulsó lava por primera vez.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?