Canarias

Relevos indefinidos y apoyo al Ejército de Tierra: así es el despliegue de la UME en La Palma

Están diseñando los relevos con otras unidades, no tienen fecha de retirada y se hospedan en el cuartel El Fuerte

Miembros de la UME, trabajan para la extinción del fuego de Sierra Bermeja desde el cerro de la Silla de los Huesos, a 13 de septiembre 2021 en Casares (Málaga) Andalucía
photo_camera Miembros de la UME, trabajan para la extinción del fuego de Sierra Bermeja desde el cerro de la Silla de los Huesos, a 13 de septiembre 2021 en Casares (Málaga) Andalucía

La Unidad Militar de Emergencias ha desplegado un total de 184 militares en la isla de La Palma (Canarias) tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja, el pasado 19 de septiembre.

El despliegue de la UME se mantendrá, tal como ha dicho la Ministra de Defensa, el tiempo que sea necesario. 

Para garantizar dicha presencia, la unidad establece una serie de relevos con distintas unidades de la UME de forma periódica.  

No tienen fechas cerradas para los relevos, sino que se van haciendo en función de las necesidades y analizando la situación en la isla.

Logística del despliegue

La UME cuenta con el apoyo de la Unidad de Apoyo a la Proyección (UAPRO) en La Palma, perteneciente al Ejército de Tierra, para su despliegue logístico. 

La UAPRO ha prestado su acuartelamiento El Fuerte, no solo a militares de la UME, también a civiles evacuados. 

En el cuartel ofrecen camas, baños y se encargan de la alimentación de los efectivos desplegados. También proporcionan un puesto de mando militar. 

Esta unidad funciona en cuatro islas del archipiélago (Lanzarote, La Gomera, El Hierro y La Palma) dependientes de la Quinta Subinspección General del Ejército. 

La UAPRO ya fue activada en 2016, cuando 165 militares del Batallón de intervención de emergencias de la UME (BIEM II) se desplegaron para luchar contra un incendio en la isla.

El despliegue de la Unidad 

El despliegue comenzó en la tarde del domingo 19, cuando la UME movilizó a los primeros 62 efectivos de la base de Los Rodeos (Tenerife) con 30 medios. 

A la mañana siguiente se movilizó un segundo equipo formado por 64 militares desde la isla de Gran Canaria. Desde la península despegó un A 400 con otros 58 efectivos hacia las islas, del BIEM II. Entre ellos, un equipo de control de atmósferas del Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales. 

Los miembros de la UME están integrados en el dispositivo que dirige el gobierno canario según el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias. 

Los militares de la BIEM II realizan tareas de vigilancia y establecimiento de líneas de control para minimizar los daños colaterales provocados por el avance de la lava y acompañando a los vecinos de las localidades evacuadas. 

Por su parte, el personal del GIETMA está midiendo el aire para detectar posibles gases tóxicos. Trabajan junto al personal de la región y del Instituto Geológico Nacional. 

A la isla han llegado hidroaviones para controlar incendios producidos por la lava y el VERILE, un vehículo equipado con diferentes sensores para detectar, identificar y tomar muestras ambientales de posibles agentes químicos, como son el monóxido de carbono, el dióxido de azufre, propios de las erupciones volcánicas, o del ácido clorhídrico. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable