Canarias

La Palma entra en temporada alta de turismo con una ocupación hotelera que no llega al 15%

La salida de la isla de la mayoría de los periodistas y expertos que se habían desplazado para cubrir la noticia ha acabado por vaciar hoteles y establecimientos turísticos

El mejor hotel de Europa
photo_camera El mejor hotel de Europa

El turismo de La Palma afronta los inicios de su temporada alta con una ocupación que no llega al 15%. Si bien al principio de la erupción el “turismo de volcanes” y la novedad del suceso llenaron hoteles y apartamentos, tan sólo una semanas después el Cumbre Vieja hace peligrar el sector.

Jorge Marichal, presidente de Ashotel, explica a Confidencial Autonómico que la situación de los hoteles en la isla ha sido extraña. Tras un primer aluvión de periodistas, expertos y personal de medios técnicos que llegó a la isla a cubrir la noticia, ahora es cuando se están notando las consecuencias del volcán, con su regreso a la Península, asegura.

La ocupación hotelera se encuentra en torno al 10-15% de la total y Marichal calcula que han perdido aproximadamente un 80% de la facturación. Ahora viene la temporada alta por el invierno, asegura, y la afrontan con un sector muy debilitado por la pandemia y ahora por esto.

A la ausencia de extranjeros hay que sumar los estragos producidos por la lava. Las coladas cortan carreteras y comunicaciones, dejando varias partes de la isla completamente inaccesibles. Ya hay varios hoteles y dos complejos de apartamentos incomunicados. Esto, “más los hoteles que hay en el perímetro de seguridad” que tampoco acogen turistas, hacen que el sector se enfrente a pérdidas millonarias.

Otra de las preocupaciones de los hoteleros son las aerolíneas y el tráfico aéreo. A la isla sólo se accede principalmente por aire y, si por cambios de viento o un aumento de las erupciones las aerolíneas decidieran cancelar sus llegadas, la entrada y salida de la isla sería casi nula. Depender de un fenómeno tan impredecible hace que las pérdidas económicas puedan multiplicarse exponencialmente o prolongarse en el tiempo lo suficiente como para hundir el sector. “El mayor enemigo de la inversión económica es la incertidumbre”, asegura Marichal.

Dinamizar el sector

Por ello, los hoteleros de La Palma han propuesto a la Consejería de Turismo canaria y al Ministerio una serie de medidas para atraer a los visitantes. Lo primero ahora es ayudar a las personas que aún lo necesitan, indica el presidente, pero después hay que reactivar la economía, ya que la isla vive de los turistas y la agricultura.

Ashotel ha propuesto al gobierno autonómico una serie de medidas para atraer visitantes entre las que se encuentran crear un producto turístico en torno al fenómeno del volcán. También proponen un plan específico para promocionar la isla, un plan de infraestructuras y algunas medidas de contención como la prolongación de los ERTES y periodos de carencias hipotecarias para los hoteleros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?