Canarias

El palacio de lujo de La Mareta se prepara para las vacaciones de Pedro Sánchez

El Presidente permanecerá allí junto a su mujer, Begoña Gómez, sus hijas

Pedro Sánchez se desplazará a la residencia de La Mareta tras celebrar, el próximo lunes, el último Consejo de Ministros antes de las vacaciones. Permanecerá junto a su mujer, Begoña Gómez, y sus hijas, durante varias jornadas en la finca de Lanzarote. Se trabaja a contrarreloj estos días en el recinto para preparar la estancia de la familia.

El equipo de Sánchez, consciente de la situación de incertidumbre económica que vive España por las consecuencias de la guerra en Ucrania, ha diseñado un plan de descanso para que el presidente desconecte durante unas jornadas este mes de agosto, pero con unas directrices muy calculadas.

En La Moncloa se resisten a confirmar los días exactos de vacaciones del jefe del Ejecutivo por temor al rechazo ante la opinión pública. Explican, además, que se quiere preservar la intimidad de la familia. Y aducen también motivos de seguridad.

Limpieza de jardines y playas

Confidencial Digital ha tenido acceso a las imágenes que muestran las labores de limpieza en el recinto de La Mareta de cara a la llegada del presidente y su familia en los próximos días. La mayoría de los operarios que realizan los trabajos pertenecen a la empresa pública Tragsa.

Una decena de personas se encargan de poner a punto la playa donde descansará la familia Sánchez. Se centran desde este lunes en limpiar la arena y las rocas de ramas, algas y desechos marinos. También se trabaja en adecentar los jardines y los árboles de la residencia.

El trasiego de vehículos y personal es constante estos días en la entrada de la finca, donde se prevé una llegada discreta del presidente.

Muros más altos en La Mareta

La residencia de La Mareta ya fue sometida a una serie de trabajos para acondicionarla con motivo de las primeras vacaciones de Pedro Sánchez en la isla canaria, que tuvieron lugar en las navidades de 2018. Este mes de agosto será el tercer verano que el presidente descanse en Lanzarote.

Hace dos años, tal y cómo se contó entonces en ECD, se elevaron los muros que delimitan la residencia y el jardín de la finca.

En concreto, se instalaron unas pantallas blancas y opacas, de unos dos metros de altura por encima de la valla, para lograr una mayor privacidad en el interior y evitar incursiones, miradas indiscretas y fotografías e imágenes de la prensa. En total, se consiguieron más de cuatro metros de muro.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?