Canarias

Los otros peligros de la erupción en La Palma: la lava amenaza la luz, las telecomunicaciones y el suministro de agua de cientos de canarios

Los expertos alertan del riesgo de que la destrucción de las tuberías y el cableado de las carreteras deje incomunicadas a varias localidades

Lava sobre una carretera canaria
photo_camera Lava sobre una carretera canaria

La erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, ha afectado ya a miles de personas y está dejando imágenes de casas y carreteras arrasadas por la lava y columnas de humo. Las coladas de lava ya han afectado a algunas vías de la isla imposibilitando el transporte terrestre, pero lo verdaderamente importante y que puede suponer una amenaza para muchos vecinos de la zona es lo que hay debajo del asfalto.

Según José Mangas Viñuela, catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria,  uno de los peligros menos conocidos de la erupción del volcán es la posibilidad de que se produzcan cortes en el suministro de agua potable, de energía eléctrica y de la línea telefónica debido a las lenguas de lava que bloquean las carreteras. La roca fundida se encuentra a unos 1.300 ºC cuando sale del volcán y, a su paso por las carreteras, puede fundir el cableado, las tuberías de PVC y los postes eléctricos que se encuentran debajo y en los laterales de la misma, dejando incomunicadas y sin servicio a poblaciones enteras.

Por supuesto, además de estos efectos menos conocidos, asegura el profesor, existen los riesgos típicos de estas erupciones como son la destrucción producida por las coladas de lava y los gases que emite el volcán. El magma ya ha arrasado centenares de casas aunque no se han tenido que lamentar pérdidas humanas. En cuanto a los gases volcánicos, “la mayoría es vapor de agua” asegura, aunque hay una presencia de monóxido y dióxido de carbono y ácido sulfúrico y clorhídrico, que pueden causar problemas dependiendo de la dirección del viento.

 Una erupción “de libro”

Lo vivido en La Palma es lo que los geólogos llaman a una erupción estromboliana y la de Cumbre Vieja está siendo una “de libro”, como la catalogaba el Mangas Viñuela. Este tipo erupciones toman el nombre del volcán Estrómboli, en Sicilia, y se caracterizan por periodos de actividad seguidos de otros de calma, y la combinación de la expulsión de gases y de magma.

Por ahora, la erupción de La Palma está en una fase preliminar y no se puede predecir su duración ni sus efectos todavía, asegura el profesor. Ahora es cuando este tipo de erupciones registran su mayor actividad y, poco a poco, la intensidad del volcán se irá disipando de manera intermitente hasta su extinción en semanas o meses.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?