Baleares

El PP rechaza en el Parlamento Balear las enmiendas para okupas que pactó con Vox en el Congreso

Los populares también contaron con el apoyo de Ciudadanos para pedir penas más duras y agilizar la recuperación de los inmuebles

A finales de septiembre, Ciudadanos, el Partido Popular y Vox se unieron para pedir en el Congreso de los Diputados una serie de modificaciones legislativas para que se endurecieran las penas contra aquellos que ocupaban inmuebles de forma ilegal.

Además, estos partidos pidieron que se agilizaran la recuperación de estos hogares por parte del propietario y se garantizara la protección de aquellas familias que se encontraran en una situación de vulnerabilidad habitacional.

“El PP no se aclara con los okupas”, aseguran desde Vox Baleares. “Rechazan en el parlamento balear las mismas enmiendas que pactó con Vox en el Congreso”, indican.

Desde Vox Balear aseguran a El Confidencial Autonómico que la formación de Pablo Casado ha rechazado hasta tres enmiendas de adicción presentadas por el partido de Abascal a una Proposición No de Ley sobre la ocupación “que eran idénticas a las que pactaron con los partidos el pasado 29 de septiembre”.

En menos de doce horas

Vox proponía en la enmienda que ha presentado en el Parlamento Balear que “que los casos de ocupación ilegítima o usurpación se puedan resolver a través de un proceso sumario que permita recuperar la vivienda, el inmueble o el edificio en menos de doce horas”.

En la segunda enmienda, el partido de Abascal pedía que se modificara “la Ley de Seguridad Ciudadana para que, ante indicios suficientes de que la vivienda se usa para la comisión de delitos graves y flagrantes, las fuerzas policiales puedan proceder a la entrada, registro, identificación y desalojo de los ocupantes y se restituya en la posesión al legítimo propietario”.

Y por último, Vox Baleares ha pedido que se reforme “Ley de Enjuiciamiento Civil para que las demandas que busquen el desalojo se decidan en un juicio verbal super rápido y que el tribunal acuerde la recuperación inmediata del inmueble por parte del demandante, así como que los delitos de usurpación puedan ser objeto de enjuiciamiento, también de forma rápida”.

Estas tres enmiendas son prácticamente iguales que las que presentó Casado en el Congreso. A falta de una, los populares también pidieron en la Cámara Baja que se reformara el Código Penal para que las penas de prisión fueran de uno a tres años para el delito de usurpación y de cuatro a seis cuando se cometiera con violencia o intimidación.

Además, si estas conductas se realizaban con fuerza, las penas de incrementarían hasta en un grado.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable