Baleares

Francesc Antich ha invertido en 2010 quince millones de euros en fomentar el catalán en Baleares. El presidente cree que las empresas locales se beneficiarán por usar dicha lengua

El Gobierno de Baleares apuesta por el catalán como herramienta para proteger a las empresas locales de la competencia extranjera y por eso lo ha impulsado notablemente en 2010. Antich ha invertido 15 millones de euros en esta materia. Según denuncia la oposición, el goteo de las subvenciones concedidas por todas las administraciones a actividades de normalización lingüística del catalán durante este año ha sido una vez más constante y muy abultado. Sin contar las subvenciones concedidas por los ayuntamientos, excepto el de Palma, la cantidad supera ampliamente los 15 millones de euros. A esta cifra hay que añadir, además, las ayudas no pecuniarias, como el requisito lingüístico o valoración extra del catalán para poder recibir subvenciones y como el requisito del catalán para poder presentarse a oposiciones o ser contratado por la administración. Tal y como informó El Confidencial Autonómico -vea aquí la noticia-, Antich centró estas ayudas a las empresas que utilizaran el catalán en sus negocios, con el objetivo de proteger la economía local. El PSOE, con el apoyo del Bloc per Mallorca, propuso un reglamento sobre el uso del catalán que cuenta con el visto bueno de Francesc Antich. La medida recordó la aprobada en Cataluña por el Gobierno de Montilla. La idea del Gobierno balear es impulsar una iniciativa que fomente el proteccionismo económico y, a la vez, el uso del catalán en la región: Rechazar contratos de la administración con empresas privadas, si éstas no utilizan el catalán en sus comunicaciones.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?