Baja

Marcos Sacristán, rector de la Universidad de Valladolid, al banquillo por autorizar un ‘número’ de Leo Bassi parodiando a Juan Pablo II

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha admitido a trámite la querella interpuesta contra el rector de la Universidad vallisoletana, Marcos Sacristán, y el acto Leo Bassi por delitos contra los sentimientos religiosos, injurias y calumnias, presuntamente cometidos en octubre de 2010 cuando el segundo, con autorización del primero, protagonizó en público una parodia de Juan Pablo II y consagró preservativos que distribuyó en Paraninfo de la UVA. La jueza, que observa indicios de delito--en el caso del actor en grado de complicidad--, ha decretado la apertura de diligencias y ha ordenado a la policía judicial que averigüe el domicilio de Leo Bassi, según informaron a Europa Press fuentes de la Asociación Jóvenes por la Información Objetiva (AJIO).

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?