Asturias

Los veterinarios le ganan la guerra al Principado de Asturias: un tribunal no puede modificar los enunciados de los temas

El Supremo deniega el recurso de la comunidad autónoma y les da la razón a los opositores, el examen tendría que haber sido de los temarios que aparecen en el anexo

Fachada del edificio del Tribunal Supremo en Madrid.
photo_camera Fachada del edificio del Tribunal Supremo en Madrid.

El Principado de Asturias convocó unas oposiciones para cuerpos técnicos para veterinarios.

La convocatoria contaba con tres pruebas eliminatorias: la primera parte era un examen tipo test de 80 preguntas, la segunda era resolver por escrito uno o varios supuestos prácticos relacionados con la materia del programa y la tercera parte era un examen en el que tendrían que desarrollar dos temas de carácter general.

Ojo a esta última prueba. En este examen, los opositores debían desarrollar 2 temas de carácter general cuyo contenido decidía el Tribunal antes del comienzo del mismo, aunque no coincidentes con el programa anexo a esta convocatoria.

En otras palabras, que hay un margen discrecional para que el Tribunal elija los dos temas que entrarán en este examen. Sin embargo, Ya hay un anexo con todos los temas que entran dentro de este examen.

Los veterinarios recurrieron al Tribunal Superior de Justicia de Asturias esta oposición por esta última prueba. Y el Tribunal Contencioso Administrativo les dio la razón y anularon esta tercera prueba.

El TSJ de Asturias determinó que, una vez que ya se había fijado el temario para el examen, un tribunal no podía elegir los temas a desarrollar de manera arbitraria. La prueba tiene que ser según lo acotado en el programa de anexos de la convocatoria.

El Principado recurrió en casación

El Principado de Asturias recurrió ante el Tribunal Supremo esta sentencia. Sin embargo, el Supremo no le dio la razón a la comunidad autónoma ya que considera que la tercera prueba vulnera los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad. Además de que generaba inseguridad jurídica.

Esta sentencia es más importante de lo que parece porque ya sirve para futuras oposiciones. Es decir, un tribunal ya no podrá decidir libremente qué preguntará en un examen de una oposición, pues tendrá que elegir las preguntas entre la materia que aparezca en el programa anexo.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes