Asturias

Aumenta la presión en Asturias para que un diputado autonómico impida la cooficialidad del bable

Mientras que la izquierda y Foro aumentan sus tensiones, un grupo de ciudadanos reclama “coherencia” a Adrián Pumares

Pancarta del movimiento el club de los viernes.
photo_camera Pancarta del movimiento el club de los viernes.

Tras múltiples manifestaciones a favor de la cooficialidad de la lengua, los asturianos creen que sigue habiendo esperanza en que la negociación avance. Aunque las posibilidades de que salga adelante la reforma son prácticamente imposibles. 

De esta manera, el club de los viernes —movimiento por la defensa de las libertades civiles, el derecho de propiedad y el estado limitado — pide a Adrián Pumares, diputado de Foro a que impida con su voto que un grupo de radicales impongan a un millón de asturianos una lengua que no quieren, “que no queremos que nos obliguen a usar”, aseguran desde la organización. 

El bloque de la izquierda (PSOE, Podemos e IU), que asume que ya ha aceptado gran parte de las condiciones de Foro, se ha plantado ante la nueva línea roja de la formación que lidera Carmen Moriyón: la fiscalidad. Y los de Foro confirman que no hay más reuniones previstas, pero que ellos no se van a sentar para hablar de una «reformina». Bien es cierto que, las bajadas de impuestos en ningún caso formarían parte del articulado sino que lo que se está es mezclando dos negociaciones.

Halo de esperanza 

Por otro lado, el asturianismo sigue viendo un halo de esperanza que lleve a la aprobación de la oficialidad, mientras a oposición en la Junta ya celebra que el asunto no pinte del todo favorable. 

El diputado del PP, Pablo González, dijo esta mañana que «aquello que nace sin consenso nace muerto». González no lo da por enterrado porque como afirma: “hasta el rabo, todo es toro”, pero critica que el Gobierno regional opte por actuar "dividiendo y segmentando en vez de unir" y por centrar sus esfuerzos negociadores «en cuchichear por los pasillos».

Por otro lado, Ciudadanos, la portavoz parlamentaria, Susana Fernández, ha dicho que la ruptura de las negociaciones "es una muy buena noticia para la inmensa mayoría de los asturianos, a quienes la izquierda estaba despreciando con tal de imponer su fundamentalismo ideológico".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes