Asturias

El tejido industrial de Asturias se resiente tras los EREs en Suzuki y Santa Bárbara. El Principado asegura que la minería no sobrevivirá sin las ayudas más allá de 2015

El mercado de trabajo del Principado de Asturias ha empezado 2013 con varios frentes abiertos. El presidente de la comunidad, Javier Fernández, ha expuesto la necesidad de "reindustrializar Asturias" para adaptar su sistema empresarial con la vista puesta en el fin de las ayudas a la minería. Además, la crisis ha llegado a empresas como la planta de Suzuki en Gijón, que cerrará en marzo, y hasta la sede de Santa Bárbara Sistemas, en Oviedo, proveedor de las Fuerzas Armadas, donde se prevén cientos de despidos.

Asturias cerró 2012 con una tasa de paro del 23,76% y hoy cuenta con 107.000 desempleados. Con estos datos ha introducido el presidente del Principado, Javier Fernández, su visión sobre el estado del tejido industrial y empresarial asturiano durante un desayuno informativo en Madrid. Otra gran preocupación del Gobierno autonómico es que “la minería no sobrevivirá sin ayudas: no llegará ni a 2015 ni a 2018”.

Tal y como ha recogido El Confidencial Autonómico, Fernández se ha mostrado “preocupado” por la supervivencia de lo que ha llamado “vieja industria”, en referencia a los sectores siderúrgicos y mineros. Sin embargo, ha precisado que “no tiene por qué desaparecer” y que en esos ámbitos “hay sitio para grandes innovaciones tecnológicas”. “Hay futuro”, añadía.

La minería es uno de los sectores que más preocupan al Ejecutivo astur. Esta industria reunía hace 60 años a más 60.000 trabajadores y en 2012 la cifra oficial rondaba los 3.000. Tal y como explican fuentes del Principado de Asturias, “por cada puesto de trabajo que desaparece en una mina, se pierden otros cuatro en empresas auxiliares”.

El presidente del Gobierno de Asturias, Javier Fernández, ha asegurado que “sin crecimiento no se genera empleo y si España no crece, los asturianos tampoco lo harán”.

Un futuro incierto

Las extracciones que garantizan “el sostén de las comarcas mineras” están en “el interior” de Asturias, según declaraba el presidente socialista. “No sólo no llegaremos a 2018”, momento en el que la UE ha fijado el fin de las subvenciones, “tampoco a 2015, con el planteamiento actual” del Gobierno de Mariano Rajoy.

A la difícil situación del sector minero se une el hecho de que varias compañías están abandonando sus actividades en tierras asturianas. Es el caso de la planta de Suzuki, en Gijón, que va a cerrar a finales de marzo: Fernández ha indicado que “se va porque en Taiwán es más barato hacer motos”. Era la única planta de esta compañía en Europa.

Fernández también ha mencionado la situación que se vive en la fábrica de armas de Trubia, en Oviedo. Santa Bárbara Sistemas ha planteado un ERTE que afectará a centenares de empleados en toda España y especialmente en la localidad astur.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?