Aragón

‘Teruel Existe’ alerta de la línea de muy alta tensión privada que cruzará la provincia

Consideran que este megaproyecto resulta invasivo

Línea de muy alta tensión
photo_camera Línea de muy alta tensión

 

 

El Movimiento ciudadano Teruel Existe convocó ayer una rueda de prensa en la que Jesús Villamón, coordinador del grupo de energía y medio ambiente, alertó  sobre el macroproyecto que ha presentado Forestalia, PFOT-807 AC, que no solo afecta a la localidad de Ojos Negros con 3 macroplantas fotovoltaicas (374 Hectáreas equivalentes a 530 campos de fútbol), porque sus afecciones se extenderán por  cuatro comarcas turolenses: Sierra de Albarracín, Jiloca, Comunidad de Teruel y Gúdar Javalambre.

Así mismo, destacó que “las administraciones callan”, como es el caso del Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial y los ayuntamientos, entre ellos el de Teruel.

Energía para la Comunidad Valenciana

El promotor plantea extender una línea de muy alta tensión privada (LMAT) de categoría especial (las de mayor envergadura y altura) de Ojos Negros a La Eliana. Se extiende por 184 km (en la parte de este proyecto), con torres metálicas de entre 50 y 80 m de altura, evacúa la energía producida en los 19 parques eólicos del Jiloca y la sierra de Albarracín y en las plantas fotovoltaicas de Ojos Negros para llevarla a la Comunidad Valenciana. 

En la rueda de prensa proyectaron un vídeo con un vuelo aéreo por donde transcurre la línea para ver su impacto. Las poblaciones afectadas en la provincia de Teruel  son Ojos Negros, Villar del Salz, Peracense, Almohaja, Alba, Santa Eulalia, Albarracín, Cella, Teruel, La Puebla de Valverde, Valbona, Mora de Rubielos, Albentosa y San Agustín. 

Trazado cerca del aeropuerto y “arrasando masa forestal”

Exponen que pasará “extremadamente” cerca de varias poblaciones, como Castralvo, a 90 m de algunas viviendas y 250 m del núcleo y también a menos de 50 m de algunas viviendas de la Vega del Turia. Además, pasa cerca del aeropuerto de Teruel  (1500 metros), de la presa del Arquillo (a 270 metros, cruzando el sendero natural del río Guadalaviar), de la rambla Barrachina (650 metros),... En la comarca de Gúdar Javalambre, la línea atraviesa 68 km de monte o bosque, “arrasando masa forestal”. 

La punta de un gran iceberg

Desde el Movimiento ciudadano consideran que este megaproyecto supone una invasión porque favorecerá que el promotor presente nuevos proyectos, “que aprovecharán que pasa esta línea para conectarse a ella”. 

Teruel Existe explica que,  si esta línea de alta tensión privada fuese aprobada, “es evidente que se van a plantear muchas más macro centrales eólicas y fotovoltaicas en nuestras comarcas, y que se venderán los proyectos a fondos de inversión extranjeros especulando con nuestro territorio, con los que los pequeños ayuntamientos siempre tendrán las de perder negociando”.

Denuncian a El Confidencial Autonómico que “pretenden invadir toda la provincia de Teruel, condicionando nuestro futuro desarrollo e hipotecando nuestro territorio, porque supone la mayor transformación industrial de nuestra provincia”. 

Indican que podemos terminar siendo “un mar de cristal y de aerogeneradores, con ayuntamientos supuestamente ricos, porque es una miseria del negocio lo que les dan, y pueblos vacíos porque ni generan empleo ni favorecen la lucha contra la despoblación, al tiempo que están coartando el desarrollo de otras actividades asentadas en el territorio”. 

Riesgo de ser uan “chatarrería gigante”

Consideran que “corremos el riesgo de que dentro de 30 años seamos una chatarrería gigante”, y afirman que las empresas promotoras solo dejan 20.000 euros de fianza para realizar el desmontaje de los aerogeneradores, “un dinero con el que no se va a poder limpiar esas zonas”.

Insisten en que las centrales de renovables deben instalarse cerca de los principales focos de consumo de energía,  porque en el transporte se pierde el 30% y porque, en este caso concreto, “en la Comunidad Valenciana tienen un 20% más de incidencia solar y también más viento”. Con estos datos dejan en evidencia que con la mitad de centrales en la Comunidad Valenciana se cubriría la misma cantidad de energía con mucho menos impacto. 

Ofrecen las alegaciones a ayuntamientos y ciudadanos

Desde el Movimiento ciudadano han preparado alegaciones a este megaproyecto con la línea de alta tensión y las van a ceder a la Plataforma Paisajes de Teruel, a ciudadanos de Ojos Negros,  de la sierra Albarracín y del Jiloca a los que ya cedieron las de los 19 parques eólicos, así como también a vecinos de pueblos afectados de la Comunidad Valenciana “que nos está pidiendo ayuda”. 

También a vecinos de Castralvo, en Teruel, donde tienen prevista una charla informativa esta misma semana, y a todos los ayuntamientos y ciudadanos que las soliciten a través de la dirección de correo electrónico  energiaymedioambiente@teruelexiste.info

Preocupante oscurantismo

Durante las últimas semanas, el Movimiento ciudadano Teruel Existe ha realizado charlas y mantenido reuniones informativas con vecinos de varios de los pueblos afectados por los proyectos de Forestalia con 149 molinos que afectan a 14 poblaciones en el Jiloca y la Sierra de Albarracín. 

Aseguran que han podido constatar la “preocupante falta de información y el oscurantismo en torno a estas instalaciones”, que en muchos casos afecta a jóvenes emprendedores agrícolas y de otros ámbitos.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes