Aragón

Un senador de Teruel Existe reclama que “la Administración lidere de verdad el teletrabajo”

Joaquín Egea valora los avances durante la pandemia, pero teme que se quede en “anécdota testimonial” una herramienta útil contra la despoblación

Senador Joaquín Egea.
photo_camera Senador Joaquín Egea.

El senador por Teruel Existe Joaquín Egea Serrano preguntó el pasado martes, 2 de noviembre,  a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, acerca del “motivo por el que el Ministerio ha cambiado su apuesta por el teletrabajo para los trabajadores de la Administración General del Estado,  en relación a que actualmente sólo se establece un día semanal de teletrabajo, frente al acuerdo que se tomó el pasado mes de abril entre Función Pública y los sindicatos, por el cual se decidió permitirlo tres días”. 

“El teletrabajo se ha potenciado, por imperativo sanitario, durante la pandemia y se ha visto que es una herramienta muy útil para frenar la despoblación: hay que avanzar, no volver atrás”, ha expresado el senador a El Confidencial Autonómico, destacando que “la Administración debe liderar el teletrabajo”.

Realidad inversa: “la empresa privada va por delante”

Joaquín Egea subraya que “los estudios que se vienen realizando sobre el teletrabajo no señalan una caída de la productividad, sino más bien al contrario, por ejemplo por la reducción de costes de oficina, y la propia CEOE ha afirmado que la empresa privada ya ha hecho los deberes, mientras que sigue pendiente la asignatura pendiente de la Administración”.

Al ser preguntado por ECA acerca de la causa del retraso de la Administración en adaptarse al teletrabajo, Egea no duda que se debe “a la inercia, en vez de arbitrar soluciones concretas para trabajos de funcionarios que pueden desempeñarse igual o mejor que presencialmente”.

“Hay que admitir que la presencialidad es muy importante o decisiva en algunos trabajos, como es el caso de la Sanidad, pero es evidente que el teletrabajo puede beneficiar al trabajo mismo –la denominada “productividad” -, la familia,  y la calidad de vida”.

Joaquín Egea admite que “no es evidente para algunos el teletrabajo, hasta que caen en la cuenta de las pérdidas de tiempo por los atascos en las grandes ciudades, el distanciamiento familiar, y el elevado coste de vida: con el teletrabajo mejoraría la calidad de vida de muchas personas y se ayudaría a frenar la despoblación”.

Berta, una funcionaria en un pueblo de 30 vecinos

Egea ha trasladado la historia personal de una funcionaria del Ministerio de Ciencia e Innovación, que tomó la decisión de trasladar su residencia de Madrid al municipio de Alcarreño de Masegoso de Tajuña, un pueblo con 30 vecinos de la provincia de Guadalajara.

La familia al completo de Berta comenzó una nueva vida en el medio rural de la España Vaciada. Su marido, escultor,  también se trasladó allí pues encontró todo tipo de facilidades para su trabajo. Sus cuatro hijos se matricularon en el colegio de Cifuentes

Sin embargo, según ha relatado el senador turolense, con la perspectiva actual de un sólo día de teletrabajo por semana, a Berta – como ella ha explicado en una carta al ministerio de Reto Demográfico - ya no le resulta viable desplazarse 220 kilómetros diarios “para desarrollar un trabajo que cumple con creces desde su actual lugar de residencia”. 

Apostar por la España Vaciada

Así,  “una familia que había apostado por trasladar su residencia a la España Vaciada, se ve forzada a abandonarla, y como el de Berta, hay muchos otros casos en el país”, afirma Egea.

El senador  incide en que “un puesto de trabajo en el medio rural puede conllevar el asentamiento de toda una familia y generar, en consecuencia, un gran número de externalidades positivas que deben tenerse en cuenta puesto que son relevantes para el mantenimiento, el desarrollo y el futuro de nuestros pueblos”. 

Y resalta  que “puede suponer que se mantenga el servicio del colegio o el centro de salud, ofrece posibilidades al pequeño comercio local que puede generar nuevos emprendedores, o que una entidad bancaria mantenga su puerta abierta, etc.”

Teletrabajo y pandemia

Egea ha indicado que la pandemia de la Covid -19 “obligó a acelerar los procesos de digitalización y puesta en marcha del teletrabajo, y que la digitalización, la robotización de la economía y la Inteligencia Artificial también obligan a repensar cómo reorganizar el trabajo y las relaciones laborales”. 

Sin embargo, ha lamentado que una vez ha pasado lo peor de la crisis, “las inercias vuelven y lo que podría haberse convertido en una buena herramienta frente a la despoblación, según recogían algunos indicadores, parece que va a acabar siendo una anécdota testimonial”. 

Teletrabajo y presencialidad de los funcionarios

Joaquín Egea destaca que la ministra de Hacienda y Función Pública le ha asegurado  que “en estos momentos se trabaja con los agentes sindicales para regular el teletrabajo con un Real Decreto, donde se deberá mantener el equilibrio entre la necesidad de que los puestos de la administración pública tengan presencialidad para atender a los ciudadanos, y que esto sea compatible con una relación de puestos de trabajo que puedan beneficiarse de la no presencialidad, lo que puede ayudar al reto demográfico”. 

Joaquín Egea cree que es necesario que este futuro Real Decreto recoja la “posibilidad del teletrabajo por tener la residencia establecida en las zonas más despobladas, teniendo en cuenta además, que un número importante de funcionarios del Estado trabajan sin atención al público”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?