Aragón

Policías enviados a Cataluña ante la sentencia del 1-O vuelven a hoteles de Huesca

Ya fueron alojados en municipios aragoneses en 2017, después de episodios de acoso de radicales independentistas

Policía y manifestantes durante el 1-O.
photo_cameraPolicía y manifestantes durante el 1-O.

El despliegue especial de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña va tomando cuerpo. En estos días van llegando a distintos puntos de la comunidad autónoma grupos de agentes de ambos cuerpos estatales, desde otros lugares de España, para reforzar la presencia ante las movilizaciones independentistas que pueda haber por la sentencia del Tribunal Supremo sobre los líderes de la intentona secesionista de 2017.

Confidencial Digital ya contó este martes que el despliegue en esta ocasión está siendo más discreto y silencioso, sin las despedidas con banderas y los gritos de “¡A por ellos!” que provocaron polémica en 2017.

El aumento de la presencia de policías nacionales y guardias civiles, sobre todo de las unidades antidisturbios (UIP y GRS), ha ido aumentando en las últimas semanas, desde la Diada del 11 de septiembre, pasando por el aniversario de 1-O, para dar un salto notable en estos días; principalmente, del domingo 13 al viernes 18 de octubre, fechas entre las que se espera la publicación de la sentencia del Supremo.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, para alojar a los agentes de refuerzo al menos la Policía Nacional ha tenido que recurrir no sólo a hoteles de Cataluña, como en Castelldefels.

Fuentes policiales conocedoras de este despliegue explican que de nuevo se ha ubicado a agentes en establecimientos hoteleros de Aragón: concretamente, de la provincia de Huesca, muy cerca ya de la provincia de Lérida.

A Huesca como en 2017

En octubre de 2017, después de que el acoso independentista llevara a algunas unidades policiales a abandonar hoteles en Pineda de Mar, Calella (Barcelona) y Reus (Tarragona), el Ministerio del Interior reubicó a esos agentes en hoteles en municipios como Monzón, en la provincia de Huesca.

Así se evitaron los episodios de escrache a los agentes y al propio por parte de independentistas radicales.

En esta ocasión, de nuevo pueblos oscenses cercanos a Lérida acogen antidisturbios de la Policía Nacional, en alerta por si son movilizados para intervenir en algún momento en Cataluña.

Hoteles de Barcelona, Tarragona y Gerona

Además de en Huesca, los policías nacionales enviados desde el resto de España también están siendo ubicados en hoteles en las provincias de Barcelona, Tarragona y Gerona, de forma que están distribuidos por el territorio catalán.

Aunque la llegada está siendo discreta, la presencia de furgones y el alto número de efectivos al final termina llamando la atención en la zona, admiten las fuentes consultadas.

En estos días se han dado datos distintos del despliegue especial en Cataluña, pero en cifras generales se prevé que para el domingo 13 -el lunes 14 se cita como fecha probable de publicación de la sentencia- haya unos 1.900 agentes, entre Policía Nacional y Guardia Civil, contando unos 29 grupos operativos de las UIP y de las UPR de la Policía, más un contingente algo menos de GRS y USECIC de la Guardia Civil.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes