Aragón

El temor a su desaparición conduce al Partido Aragonés a condenar los indultos del Procés

El PAR se ha sumado a la oposición de PP, C's y Vox, aunque es socio del actual gobierno cuatripartito autonómico, que ha rechazado condenarlos

Salón de plenos de las Cortes de Aragón
photo_camera Salón de plenos de las Cortes de Aragón

Las Cortes de Aragón aprobaron el pasado jueves, 17 de junio, dos  iniciativas condenando la concesión del indulto a los políticos catalanes del ‘procés’ independentista en Cataluña, gracias a los votos de PP, Cs, Vox y PAR, este último socio de gobierno del actual cuatripartito aragonés.

En contra de esas dos iniciativas, votaron el PSOE –pese a que Javier Lambán, el presidente socialista del Gobierno de Aragón, se había manifestado contrario a los indultos-, Podemos, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida.

Las iniciativas que salieron adelante se hicieron “pensando en el gran número de aragoneses que viven en Cataluña, más de 100.000”, según han manifestado a El Confidencial Autonómico fuentes cercanas al proceso y “teniendo en cuenta que no han mostrado el más mínimo arrepentimiento, y encima avisando de que lo volverán a hacer”.

“Pasará factura en 2023 al PSOE”

Desde el PP han destacado a este periódico que “el 70% de los aragoneses ha mostrado su rechazo al indulto, y entre ellos un buen número de votantes socialistas, que no entienden este chantaje, la incoherencia de Javier Lambán y su grupo socialista”, avisando que “seguro que en las urnas los aragoneses tendrán esto muy presente. Pasará factura cuando, dentro de ya menos de dos años, haya elecciones autonómicas”.

Diversos sondeos que manejan los partidos aragoneses apuntan a que, en Aragón, se está produciendo un repliegue hacia el bipartidismo, de manera que 7 de cada 10 votantes apostarían por PSOE o PP.

C's y PAR podrían sufrir un grave retroceso electoral –en el caso de Cs, en un proceso similar al sufrido en Madrid, tal vez con el riesgo de desaparición-, beneficiando a PP y Vox. La formación de Santiago Abascal sería la más apoyada entre los jóvenes de 18 a 24 años, y la tercera más votada en Aragón.

2023 apunta un panorama político entre PSOE-CHA y PP-Vox, pudiendo ser determinantes los pocos diputados que pueden obtener Podemos, PAR o Teruel Existe.

“El PAR busca la subsistencia política”

“En el PAR hay un gran temor a desaparecer, y sus pasos hay que analizarlos casi en clave de subsistencia política, ya que sus votantes pueden decantarse por Teruel Existe o por CHA”, destacan a este digital.

Puede resultar decisivo para la formación de un gobierno en Aragón Teruel Existe, que ha confirmado que presentará candidaturas autonómica y municipales. Sobre todo, puede atraer votantes del PAR, además de otros partidos.

Si obtuviera dos diputados, podría inclinar la balanza a favor de un gobierno de izquierdas –“a la vista de su apoyo a Pedro Sánchez, es lo más probable”,  subrayan a ECA desde el PP, pero "puede ser muy distinto un marco aragonés que un marco estatal, es imprevisible” –o de centroderecha. Podemos perdería votos, que irían a CHA e Izquierda Unida.

El PAR decantó la balanza en 2019

El actual cuatripartito de Aragón fue el resultado de las urnas del 26 de mayo de 2019, y permitió seguir gobernando a Javier Lambán.

De los 67 escaños, el PSOE obtuvo 24, el PP 16, Cs 12, Podemos 5, Chunta Aragonesista (CHA) 3, Vox 3, PAR 3, e Izquierda Unida 1. Alcanzaron un acuerdo PSOE, Podemos, CHA y PAR, sumando 35 diputados; a ese acuerdo se sumó, aunque no era aritméticamente necesario, Izquierda Unida.

El PAR tuvo en sus manos en 2019 que hubiera un Gobierno de centro-derecha, sumando sus escaños a los de PP, Cs y Vox, pues entre los cuatro hubieran sumado 34. El PAR, de hecho, a lo largo de estas décadas ha favorecido indistintamente a gobiernos del PP o del PSOE, y en 2019 vetó a Vox, haciendo inviable un gobierno de centro-derecha.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable