Aragón

Nace un museo dedicado a la Batalla de Teruel

Los 80 años de la contienda han potenciado su interés histórico y turístico

Carro blindado en la batalla de Teruel
photo_cameraCarro blindado en la batalla de Teruel

La pequeña ciudad de Teruel sufrió en la Guerra Civil española una de las más importantes batallas, en diciembre de 1937 y que se prolongó en las primeras semanas de 1938. Tras ser conquistada por las tropas republicanas, fue recuperada por las tropas franquistas en febrero de 1938.

La “conmemoración” de los 80 años de esta batalla ha demostrado un importante interés histórico y turístico, que la ciudad y el Gobierno de Aragón desean potenciar mediante el “Museo de la Guerra Civil. Batalla de Teruel”.

A lo largo de estos meses, se ha demostrado el interés de turolenses y grupos turísticos – “también muchos familiares de soldados que combatieron en la batalla de Teruel”, como han expresado desde el ayuntamiento de Teruel a este digital – por recorrer las trincheras, puntos estratégicos de la batalla y lugares donde la lucha fue encarnizada.

En julio pasado se publicó en el Boletín Oficial de Aragón el decreto por el que se crea este museo de titularidad de la Comunidad Autónoma, integrado en el sistema de museos de Aragón.

Ahora se ha dado un paso más, al aprobarse 230.000 euros para contratar la redacción del proyecto de ejecución de las obras de este nuevo museo. De este modo, queda iniciada la tramitación del contrato de servicios para la redacción de este proyecto museográfico y arquitéctónico en 2019.

Tal como han manifestado fuentes del Gobierno de Aragón a El Confidencial Autonómico, “el museo de la batalla de Teruel se centrará en las causas, desarrollo y consecuencias del conflicto bélico en la historia contemporánea de España y Europa”.

La Batalla de Teruel

Tuvo lugar entre el 15 de diciembre de 1937 y el 22 de febrero de 1938, en la ciudad de Teruel y sus alrededores.

El ejército republicano acumuló un gran número de hombres y equipo en torno a la capital turolense y la cercó del resto del territorio sublevado, aunque la conquista se demoró dos semanas por la resistencia ofrecida por la guarnición y las duras condiciones climáticas. Posteriormente, en febrero la ciudad fue recuperada por las tropas de Franco.

En una ciudad como Teruel que entonces tenía 15.000 habitantes – ahora tiene 35.000 habitantes, siendo la capital de provincia menos poblada de España -, se concentraron casi 100.000 soldados republicanos por otros tantos del ejército de Franco para volver a recuperarla. El balance fue terrible: unos 20.000 soldados republicanos fallecieron en la batalla y 17.000 soldados franquistas, con decenas de miles de prisioneros. Las operaciones fueron un grave desgaste para ambos ejércitos, pero especialmente para los republicanos.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo