Aragón

El Gobierno de Aragón acelera las obras del Museo de la Guerra Civil en Teruel

Ha sacado a licitación la dirección de los trabajos para que comiencen ya el año que viene

Terreno para el Museo de la Guerra en Teruel
photo_camera Terreno para el Museo de la Guerra en Teruel

El Gobierno de Aragón ha sacado a licitación varios contratos de dirección y coordinación de los trabajos de seguridad laboral e instalación para poder iniciar las obras del Museo de la Guerra Civil Batalla de Teruel, que se construirá en la ciudad, en concreto en la avenida Zaragoza junto al Hospital San José.

Tal como anunció El Confidencial Autonómico el pasado 22 de mayo de 2022, está previsto que las obras comiencen en 2023, y se considera que este Museo puede ser un “gran atractivo turístico”.

Estos nuevos procedimientos, después de que ya saliesen a contratación las obras, acaban de ser publicados en la Plataforma de contratación del sector público y se trata de varios contratos, uno de ellos para la dirección de las obras por 64.290 euros, otro para la coordinación de seguridad y salud de los trabajos por 22.363 euros, y un tercero para la dirección de ejecución de instalaciones de las obras por 45.139; en los tres casos con el IVA incluido.

El plazo de ejecución en los tres casos  es de doce meses y el periodo para presentar ofertas finaliza en dos semanas, el 7 de noviembre en uno de los casos y el 9 en los otros dos.

La Batalla de Teruel

La publicación de estos procedimientos de contratación supone un paso más para que puedan iniciarse las obras de uno de los proyectos más esperados en la ciudad de Teruel, la construcción de un museo en torno a la Guerra Civil  - que será el primer museo de España en torno a la Guerra Civil - y la batalla que se desarrolló en la capital turolense, uno de los lugares más castigados por la contienda.

Ha pasado a la historia de este modo el conjunto de operaciones militares que, durante la Guerra Civil española, tuvo lugar entre el 15 de diciembre de 1937 y el 22 de febrero de 1938 en la ciudad de Teruel y sus alrededores.

Un gran número de hombres y equipo del ejército republicano (unos 100.000 hombres) cercó Teruel y sus alrededores. La conquista de la pequeña ciudad, sin embargo, se demoró por la dura climatología y la resistencia de la guarnición (unos 4.000 defensores). Las tropas franquistas recuperaron posteriormente la ciudad, el 22 de febrero.

Concurso de construcción: una empresa presentada

Las obras de construcción del museo salieron a licitación a principios de septiembre y solo una empresa, Guerola Transer S.L.U., se presentó al proceso.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico, la mesa de contratación solicitó la subsanación de una de las documentaciones requeridas y está pendiente de resolverse la adjudicación. La contratación de estas obras salió a licitación por casi 3 millones de euros, IVA incluido.

Dos edificios y espacio comercial

El Museo de la Guerra Civil Batalla de Teruel pretende convertirse en una referencia sobre este conflicto bélico y el proyecto que se va a ejecutar ahora contempla la construcción de un museo formado por dos edificios dispuestos de manera perpendicular entre sí, que albergarán las salas principales de exposición permanente, así como la temporal, además de un espacio comercial para una pequeña tienda de publicaciones, almacenes y zona administrativa.

 También se  contempla la urbanización de una parte de la parcela en forma de jardín, así como el espacio de aparcamiento.

Memoria del proyecto

De acuerdo con la memoria del proyecto realizado por Tragsa, se propone que la exposición se presente a través de un edificio de formas sosegadas y tranquilas, a la vez que rotundo.  En ese sentido, el proyecto señala que se plantea el volumen principal de las instalaciones “como un gran prisma de aspecto terroso que nace del terreno, donde en su interior guarda la exposición permanente”.

El volumen secundario se concibe como una pieza que emerge a su vez del volumen pesado, “pero más liviana, que se va desfragmentando de este para mostrar el final de la guerra y la luz hacia el memorial”.

El edificio dispondrá por sí mismo de una simbología, ya que el volumen principal del museo será de color tierra, según el proyecto, en referencia al paisaje y la atmósfera en la que se desarrollaron las batallas de Teruel, mientras que el volumen secundario y la planta baja del edificio principal se materializarán en blanco como color de la paz.

De acuerdo con el planteamiento estético, la concepción de los espacios responderá a la idea de dos formas de entender la vida que se convirtieron en irreconciliables. Así, el visitante intuirá dos espacios que se enfrentan y que generan una tensión entre ellos, de manera que en la superficie de contacto entre ambos prácticamente no hay nada.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable