Aragón

Ganaderos aragoneses: “Hay que controlar a los lobos, no subvencionar sus ataques”

Denuncian que la Consejería de Desarrollo Rural se dedica a compensar los daños, pero no a prevenir y controlar a los animales depredadores

Rebaño de ovejas en Iglesuela del Cid (Teruel).
photo_cameraRebaño de ovejas en Iglesuela del Cid (Teruel).

Los ganaderos del Alto Aragón habían manifestado a la Consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad que las medidas de la orden aprobada para combatir los daños que causan en el ganado los lobos y los osos son “insuficientes, por la cuantía total de 500.000 euros, las exiguas compensaciones y porque las medidas de protección que se prevén financiar han demostrado que son insuficientes”.

Para los ganaderos aragoneses, según ha sabido El Confidencial Autonómico, “para luchar contra lobos y osos no se puede ir detrás de ellos, sino localizarlos y actuar en consecuencia, como se hace en Cataluña, que se les controla con un GPS”.

Desde la consejería aragonesa argumentan que “lobos y osos tienen que estar libres y sin control, porque así lo indican las directrices europeas, y el GPS es controlarlos”.

“Es el fin de las explotaciones ganaderas”

Los ganaderos aragoneses ya pueden solicitar desde ayer subvenciones para paliar los daños que están provocando los osos y los lobos, ya que la Orden de 9 de agosto se publicó ayer en el Boletín Oficial de Aragón, pero desde el sector ganadero hay “muchas dudas de que se vayan incluso a solicitar, porque no impedirán el fin de explotaciones ganaderas”, según expresan a este digital.

Esta Orden prevé una cuantía total máxima de medio millón de euros con cargo a los presupuestos de 2018, cuantía que puede ser ampliable sin necesidad de una nueva convocatoria si se dan determinados supuestos – los previstos en la Ley 5/2015, artículo 39.2 -.

Como han afirmado fuentes de la Consejería de Agricultura a El Confidencial Autonómico, “la subvención busca paliar los daños y tomar medidas de autoprotección, de modo que se ayude a las explotaciones ganaderas”.

“A diferencia de subvenciones anteriores, no sólo se subvenciona por animales muertos, sino también el ‘riesgo’, de manera que se establece una prima por número de cabezas de ganado en la explotación de hasta 4 euros”, señalan dichas fuentes, a la vez que destacan que la “la subvención por daños del oso se mantiene en virtud de la Orden de 2003”.

El importe máximo de la ayuda será de hasta 6 euros por cabeza con un límite de 2.000 cabezas de un año de vida subvencionables, y un mínimo de 100 cabezas.

La mayor parte de las ayudas irán destinadas a la autoprotección del ganado, en concreto la adquisición de vallados fijos o portátiles para el ganado, la compra de pastores eléctricos, la de perros de raza mastín en cualquiera de sus variantes (mastín del Pirineo, mastín español, montaña de los Pirineos) y la suscripción de seguros de responsabilidad civil para tener perros mastines hasta 200 euros por perro.

Se abonará hasta el 100% del coste de la actuación, con un máximo de 6.000 euros por titular y año.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes