Aragón

El Gobierno de Aragón está revisando la “exactitud” de dos manuales escolares, editados en Cataluña, que hablan de la 'corona catalana'

Aragón pide a la Generalitat que corrija varios datos históricos

Cientos de niños catalanes estudian 'la corona catalana'
photo_camera Cientos de niños catalanes estudian 'la corona catalana'

El departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón está evaluando los contenidos que de al menos dos libros de texto de Secundaria, editados en Cataluña con el respaldo de la Generalitat. En los libros aparecen conceptos como ‘corona catalana’ y ‘reyes de Cataluña’, así como mapas que extienden el “dominio catalán” al Este de Aragón. La autonomía presidida por Luisa Fernanda Rudi está inspeccionando dichos tratados.

Según indican a El Confidencial Autonómico desde el departamento aragonés de Educación, un grupo de inspectores está analizando los datos que recogen dos libros de texto editados en Cataluña y que podrían incluir “inexactitudes”, a juicio de los especialistas, de corte historiográfico.

De acuerdo con el texto, aprobado por la consellería de Educación, existió una entidad llamada ‘corona catalana’ que sometió a Aragón. De igual modo, se incluye en sus territorios varias zonas al este de lo que hoy en día es la comunidad aragonesa dentro de los dominios catalanes.

En el área de Educación del Gobierno aragonés están trabajando en una petición o requerimiento para que la Generalitat –responsable última de que se impartan tales conocimientos en las escuelas– corrija los datos. Esas nociones son considerados por el Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi “inexactas”.

De acuerdo con fuentes consultadas por ECA, el concepto de ‘corona catalanoaragonesa’ o similares data de finales del siglo XIX, y ha sido visto por los historiadores aragoneses como “toda una agresión histórica”.

Cómo se eligen los libros de texto

Tal y como explican miembros de la comunidad educativa, de acuerdo con la normativa los libros que se usan en las clases españolas no son revisados antes de que lleguen a las aulas, sino a posteriori.

En concreto, la LOCE (2002) determina que sólo pueden ser inspeccionados una vez “publicados, impresos y en el mercado”. Corresponde al ministerio de Educación y organismos competentes, como la Alta Inspección.

La realidad, dicen los expertos, es que “no hay control más allá de la subjetividad de las autonomías”, una vez la competencia fue transferida por el Estado. “Cada colegio tiene plena libertad para escoger los libros”, indica una profesora.

El proceso es el siguiente: las editoriales presentan sus propuestas y un equipo de profesores, normalmente agrupados por ciclos, eligen. Después ha de aprobarlo y ratificarlo el equipo directivo.

Normalmente se determina usar la misma editorial en cada asignatura, a lo largo de toda la Secundaria. Los libros que han desatado la polémica están dirigidos a estudiantes de 2º y 3º de ESO, de entre 13 y 15 años.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?