Aragón

La Confederación Hidrográfica del Ebro alerta de las crecidas del río por la DANA

Mejorará los desagües de la presa de un afluente en Huesca y ha puesto en práctica la técnica francesa del courage

Riada del Ebro.
photo_cameraRiada del Ebro.

Las intensas lluvias registrados estos últimos días ha dejado una importante crecida en los cauces del río Ebro. La provincia de Huesca ha sido la más afectada.

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha alertado del crecimiento del río por el paso de la DANA. Durante la jornada del martes se registraron precipitaciones irregularmente repartidas por la cuenca del Ebro: de 50 a 100 litros por metro cuadrado.

Unas precipitaciones que han supuesto unas crecidas generalizadas por las provincias de Lleida, Tarragona, Huesca y Teruel. El martes hubo alerta amarilla por toda la provincia de Huesca y en las comarcas orientales de Zaragoza y Teruel.

Evitar las inundaciones

La Confederación Hidrográfica del Ebro para reducir la exposición de los núcleos ribereños, que se vieron dañados por las inundaciones de la pasada primavera, ha comenzado a trabajar en la preparación de courages.

El curage es una técnica novedosa en España, que se ha demostrado efectiva en otros países, como Francia. Consiste en un conjunto de actuaciones de pequeña magnitud (abrir ramales de poca anchura mediante el claro de vegetación), sostenibles económica y ambientalmente, para facilitar el paso de la corriente y la movilización de los sedimentos en zonas muy concretas que suponen obstrucciones importantes, dificultando que se consoliden.  

La CHE ya aplicó esta técnica, según asegura el Ministerio para la Transición Ecológica, como experiencia piloto, dentro de las emergencia por las crecidas de abril de 2018, en Alfocea y Boquiñeni (Zaragoza), en Alfaro (La Rioja) y en San Adrián (Navarra) y se plantea realizar este año algunos más en Aragón.

La CHE invertirá más de un millón de euros

La Confederación Hidrográfica del Ebro destinará 1.017.858 euros para la obra de adecuación de los desagües de fondo de la presa de uno de los afluentes del río Ebro.

El embalse de Bubal, es un embalse español situado en el pirenaico Valle de Tena (Huesca). Recoge las aguas del río Gállego, afluente del río Ebro, además de las de otros pequeños arroyos y torrentes descendientes de las montañas aledañas, como el Caldarés o el Lana Mayor.

La Confederación perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica ha adjudicado esta obra para la mejora y adecuación de los desagües de fondo de la presa de Búbal, en Huesca, en el sistema de Riegos del Alto Aragón.

Los trabajos serán realizados por las empresas Mantenimientos Hidromecánicos S.L. y Levantina Ingeniería y Construcción, S.L.

Su objetivo es mejorar la fiabilidad y seguridad de la infraestructura con la instalación de dos compuertas de cierre, una por cada uno de los conductos de los desagües de fondo, que junto con el aliviadero, forman los órganos de desagüe de la presa. En ellos ya se realizó una intervención que permitió regular pequeños caudales de mantenimiento del río Gallego.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes