Aragón

Alumnos de 60 colegios de Aragón envían cartas en Navidad a ancianos de residencias

El proyecto la Caja de las Palabras Mágicas busca “unir a dos generaciones distanciadas por la pandemia”

Cartas de niños ayer a la residencia de Las Fuentes
photo_camera Cartas de niños ayer a la residencia de Las Fuentes

La Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón ha impulsado el proyecto la Caja de las Palabras Mágicas, por el que alumnos de más de 60 colegios de Aragón han escrito cartas a ancianos en residencias.

El objetivo de esta iniciativa es unir a dos generaciones distanciadas por la pandemia y mitigar la soledad de los mayores, según han expresado desde la Consejería aragonesa a El Confidencial Autonómico.

“Te escribo esto como si fueras mi abuelo o mi abuela. Hoy te quiero dar las gracias porque por ti estamos aquí. Tus consejos valen oro. Y todo lo que has vivido ha sido muy importe y ha servido”.

“Os escribo para desearos fuerza y ánimo”. Son las palabras de Clara Sancho y Salim Harrir, de 5º y 4º de Primaria del CEIP Marcos Frechin de Zaragoza, que ayer entregaron en representación de los niños de su colegio a la residencia de Las Fuentes la Caja de las Palabras Mágicas. 

La Caja del CEIP Marcos Frechín ha sido entregada a la directora de la residencia.  Estos mensajes llegarán a los 47 residentes con los que cuenta el centro, una vez la caja haya pasado el pertinente periodo de cuarentena. 

En esta residencia, en la que trabajan 64 profesionales, los residentes y sus familias han optado por no salir en Navidad y ha señalado también que se han organizado para poder recibir un mayor número de visitas esos días.

Solidaridad en el entorno más cercano

La acción de ayer se va a repetir estos días en residencias de todo Aragón gracias a que al proyecto se han sumado más de 60 colegios de la Comunidad y también centros municipales de tiempo libre.

 “Cada niño ha escrito lo que ha sentido, muchos lo han hecho pensando en sus abuelos, ayudados por sus profesores y sus familias; y, aunque cada mensaje es diferente, en todos subyace la voluntad de decirles a nuestros mayores lo importantes que son en nuestras vidas y en esta sociedad”, subrayó ayer la consejera, María Victoria Broto.

Desde la Consejería aragonesa han destacado que “además de ser un ejercicio de solidaridad, es un trabajo que ayuda a los participantes a redactar, a pensar en los demás y, muy especialmente, a trabajar de forma práctica con su entorno más cercano”. 

Desde que se puso en marcha el proyecto de La Caja de las Palabras Mágicas, la Consejería de Ciudadanía ha canalizado las peticiones de los centros educativos uniéndolos a las residencias más cercanas a su ubicación.

Algunos centros, y gracias al elevado número de cartas, han podido llegar a más de una residencia de la tercera edad.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable