Aragón

Lamentan que no se proteja el aragonés

Regionalistas de Aragón atacan la Ley de Lenguas del PSOE: “Promueve el catalán”

Piden al gobierno de Lambán que consulte a los habitantes del Pirineo y de la Franja oriental antes de imponerles el uso del idioma

El nuevo presidente aragonés,Lambán, con el líder de Podemos en la Comunidad, Echenique
photo_cameraEl nuevo presidente aragonés,Lambán, con el líder de Podemos en la Comunidad, Echenique

La polémica lingüística llega a Aragón. El anuncio del gobierno regional de promover una nueva Ley de Lenguas no ha gustado a la Plataforma no hablamos catalán que asegura que se está dando la espalda a la lengua propia de la zona norte y oriental.


Según pudo conocer este diario, el programa piloto del ejecutivo regional de promover la fabla para que se convierta en lengua vehicular en algunos centros educativos de la región que deseen incorporarse a esta medida.

La Plataforma no hablamos catalán denuncia que la intención del nuevo gobierno regional es “imponer” la fabla y el catalán en la región y le acusa de desconocer la lengua del Aragón oriental.

Por ello lanzan el reto al ejecutivo de Javier Lambán de consultar con los habitantes de la zona norte y oriental de Aragón para conocer la lengua de estas áreas.

Este colectivo pide no quitar la actual Ley de Lenguas sino desarrollarla. Menos aún –a su juicio- para declarar el catalán como lengua propia e histórica de Aragón. A su juicio, entra dentro de las intenciones de catalanizar la región e imponer la fabla en lugar del aragonés.

Denuncian deriva catalanista

Piden al socio de gobierno, Podemos, que consulta a las bases sobre temas tan relevantes como la política lingüística. A la vez, denuncia su deriva catalanista junto el PSOE y la Chunta Aragonesista.

Aseguran que el aragonés es un patrimonio cultural que influye a 70.000 hablantes en la región. Lamentan que se haya encomendado este programa piloto para la difusión del aragonés a un grupo de profesores de la Universidad de Zaragoza afines al catalanismo, aseguran las fuentes.

También protestan porque las intenciones del ejecutivo será otorgar un título para poder enseñar aragonés a castellanoparlantes que realicen un curso de siete meses de fabla en la Universidad de Huesca. Un hecho que tildan de “lamentable”.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?