Aragón

La Basílica de El Pilar, blindada para las fiestas de Zaragoza un año después del atentado anarquista

Decenas de cámaras de vídeo vigilan cualquier movimiento dentro del templo. La Policía Nacional prepara un despliegue potente por las celebraciones patronales

Agentes de Policía acordonan la Plaza de El Pilar tras el atentado de 2013.
photo_camera Agentes de Policía acordonan la Plaza de El Pilar tras el atentado de 2013.

El pasado 2 de octubre un artefacto explotó dentro de la Basílica de El Pilar de Zaragoza sin causar daños personales. El atentado fue obra de anarquistas del llamado “Comando Insurrecional Mateo Morral” y provocó el refuerzo de las medidas de seguridad en la capital de Aragón.

Aunque el balance del ataque terrorista fue sólo de algunos destrozos en los bancos del templo religioso, el hecho de que una pequeña célula de tres personas pudiera colocar un explosivo en la basílica en las fiestas más importantes de Zaragoza hizo reaccionar a las autoridades.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico de fuentes de las Fuerzas de Seguridad, tras el ataque cometido por el grupo anarquista “Comando Insurreccional Mateo Morral” la Policía Nacional estudió a fondo las medidas de seguridad que protegen la Basílica de El Pilar, uno de los templos religiosos que recibe más turistas y feligreses de España.

La conclusión de la Policía, plasmada en un informe, fue clara: era necesario reforzar la seguridad en el monumento más famoso de la capital de Aragón. Y el Cabildo Metropolitano de Zaragoza, responsable de la basílica, tomó medidas hace varios meses.

Cámaras de vídeo y más vigilantes

Siguiendo las recomendaciones del informe policial referido, el cabildo instaló cerca de cien cámaras de vídeo entre El Pilar y la Seo (la catedral zaragozana) para vigilar las 24 horas del día y en directo cualquier movimiento en el exterior y el interior de ambos templos religiosos.

Además, las fuentes consultadas por ECA afirman también que se ha aumentado el número de personas dedicadas a la seguridad de la Basílica de El Pilar: se trata tanto de agentes de policía como de vigilantes de seguridad privada contratados por el cabildo.

Con todas estas medidas de seguridad, El Pilar estará “blindado” en el aniversario del atentado anarquista. Pero además la basílica y la ciudad de Zaragoza tendrá durante los días previos al 12 de octubre, día de la patrona de la ciudad, un dispositivo especial de seguridad.

Aumento de la amenaza terrorista

Fuentes policiales confirman a El Confidencial Autonómico que las Fuerzas de Seguridad están ya preparando un despliegue con motivo de las fiestas de El Pilar, que atraen a muchos visitantes a Zaragoza. En el dispositivo por estas celebraciones, la basílica es uno de los puntos donde la seguridad se refuerza más.

Con motivo de este despliegue policial, durante estas fechas se aumenta el número de agentes de servicio. Por ello, a los policías nacionales de Zaragoza ya les están anulando permisos y días libres para trabajar durante las fiestas.

Además, el aumento a categoría de intensidad alta del nivel 2 de alerta antiterrorista implica una mayor vigilancia policial en zonas que pueden ser objetivo de los terroristas yihadistas, como grandes aglomeraciones y monumentos emblemáticos.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?