Andalucía

Vox va a mantener a Macarena Olona en Andalucía para consolidar a sus propios barones regionales

El primer paso ha sido Rocío Monasterio en Madrid. Dirigentes del partido han trasladado a Abascal que “hacer un Edmundo Bal sería impresentable”

Macarena Olona
photo_camera Macarena Olona

El pasado domingo tuvo lugar las elecciones a la presidencia de Andalucía. El resultado provocó una sorpresa a nivel nacional, ya que según apuntaban las encuestas, el Partido Popularnecesitaría a VOX para poder formar gobierno. Finalmente, los populares, con Moreno Bonilla al frente, consiguió la mayoría absoluta con 58 diputados.

El partido liderado por Santiago Abascal envió a Macarena Olona para arañar votos a la derecha en Andalucía. La jugada no salió como se esperaba ya que se estimaba que rondaría los 25-30 escaños y se quedó en 14, dos más que las pasadas elecciones.

La candidatura de Olona se ha quedado descafeinada, la ciudadanía andaluza ha seguido confiando en Moreno Bonilla como presidente. Por otro lado, Ciudadanos de la mano de Juan Marín, paso de 21 escaños y tener la vicepresidencia a no conseguir representación en el Parlamento.

Fuentes de VOX afirman que “Olona ha trasladado al partido su intención de quedarse en Andalucía”. La formación de Abascal quiere seguir con la misma estrategia que Roció Monasterio está realizando en la Asamblea de Madrid, preparar comunidades autónomas clave de cara a las elecciones generales.

En VOX culpan a su presidente de haber “sacrificado” a Olona para Andalucía. Admiten que “no se supo conectar a su candidata con una tierra que no es la suya”.

Fuentes de la formación lamentan que la candidata de VOX no ha sabido tratar tres pilares clave en la comunidad andaluza: la economía, el campo y el paro.

El entorno de Olona afirma que “sería horroroso y quedaríamos muy mal con los andaluces si no recoge el acta de diputada”, comparan esta situación con la de Edmundo Bal cuando se presentó como candidato a la Comunidad de Madrid.

Culpan a Abascal de perder a un bastión fundamental en la formación, y que ahora hay que atenerse a las consecuencias y dejar a Olona en Andalucía

En VOX confiaban en que Olona sería vicepresidenta, mismo pensamiento tenían los del PP, que según ECD, ya estaban adelantando pactos antes de las elecciones autonómicas.

¿Qué le ha pasado a la izquierda?

Juan Espadas, candidato del PSOE, perdió tres escaños respecto a las elecciones de 2018, se quedó con 30 diputados en el Parlamento. Desde el comienzo, la formación sabían que “este candidato no iba a calar en la ciudadanía”, pero era una de las bazas más importantes dentro de la comunidad, recordemos que fue alcalde de Sevilla durante siete años.

Por otro lado, Por Andalucía, liderado por Inmaculada Nieto, obtuvo cinco escaños, doce menos que en las pasadas elecciones. Culpan a las encuestas y a la división de la izquierda de su mal resultado electoral.

Adelante Andalucía, la formación de Teresa Rodríguez, consiguió dos escaños, además achacaron a Inmaculada Nieto que esta fragmentación se debe a su expulsión de la formación.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable