Andalucía

Peligran las estegamitas halladas en una cueva en Málaga por la intención de dinamitarlas de una empresa

Tanto la cementera como la Junta de Andalucía desmienten que se hubiesen concedido los permisos para retomar la actividad en la cantera

Un espeleólogo en el interior de la cueva de La Araña. Twitter.
photo_camera Un espeleólogo en el interior de la cueva de La Araña. Twitter.

Cuando ya se cumple más de un año desde que el descubrimiento de la cueva de La Araña copara los titulares en Málaga en el verano de 2021, vuelve a estar de actualidad.

Espeleólogos han registrado ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga una denuncia este lunes, 5 de septiembre, ante el temor a que se reanuden los trabajos y "las voladuras" junto a la llamada "Cueva de la Maravilla Blanca" hallada el pasado año en la cantera de La Araña durante trabajos de la cementera.

En el texto se denuncia los posibles delitos ambiental contra el Patrimonio Natural; arqueológico contra el Patrimonio Histórico y Paleontológico, y un tercer delito de infidelidad en custodia de documento público o en caso contrario de prevaricación; "además de otros posibles delitos que pudieran deducirse de las actuaciones tras esta denuncia". 

Por la misma, piden la paralización cautelar del reinicio de los trabajos.

Este documento está firmado por Juan José Durán Valsero, Profesor de Investigación del Instituto Geológico y Minero de España; Iñaki Vadillo Pérez Profesor Titular del Área de Geodinámica Externa de la Universidad de Málaga, y el propio denunciante José Enrique Sánchez Pérez como Técnico Deportivo Superior en Espeleología y Presidente de la Asociación Española de Espeleología. 

En este sentido, se denuncia la "fractura de la parte superior o cresta de la estegamita más importante y emblemática de la cueva", hecho que se habría producido entre el 10 y el 13 de julio de 2022, debido, según la denuncia a que "los responsables de la empresa FYM cesaron al equipo de vigilancia contratado y tampoco volvieron a taponar con rocas la boca de entrada a la cueva para evitar la entrada de personas no autorizadas como era su obligación y responsabilidad para mantener la salvaguarda de su interior". 

Interés geológico

Este hallazgo crea un lugar de interés geológico de relevancia mundial, pero no por mucho tiempo porque una empresa privada quiere demolerla para beneficio propio. 

Curiosamente, en junio pasado, el equipo del Gobierno del Ayuntamiento de Málaga (también el PP como la Junta de Andalucía), aprobaba la ampliación de fábrica de cemento. Para ello, una comisión municipal daba vía libre a un plan especial para reordenar y planificar esa superficie. 

Esa era una de las condiciones que impuso el nuevo propietario de la empresa, la brasileña Votorantim Cimientos. Esta multinacional brasileña anunció en noviembre de 2021 que adquiriría al grupo alemán FYM-Heidelberg Cement Group la cementera malagueña pero, la aprobación de este plan especial, es fundamental para cerrar esa operación, aseguran desde El Plural

Mientras, diversas organizaciones han intentado parar esta demolición, ya que consideran a la cueva como un hito geológico mundial, la Junta ha dado permiso para dinamitar con explosivos la cueva. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?